Pelea por los «tapados» gallegos

La presión se concentra sobre quienes aún no han decidido su voto


sevilla / enviado especial

La ourensana Laura Seara, expresidenta del Instituto de la Mujer y diputada en el Congreso, secuenciaba ayer con sus gestos la estampa más típica del 38.º congreso federal del PSOE: la del delegado atento a todas las jugadas, que entra y que sale, que vuelve a entrar, bien relacionado y que le pone una vela a San Roque, pero también otra a Santa Rita por si se da un imposible.

Es público que Seara avaló con su firma a Alfredo Pérez Rubalcaba para optar a la secretaría general, pero que, a través de su buena amiga Leire Pajín, madrina de su boda, tiene mucho enganche generacional con Carme Chacón. Técnicamente podría ser lo que en un cónclave socialista se conoce como un tapado, el que se presupone que puede votar a uno y acabar votando a otro.

La ourensana no se ve reflejada en este perfil, aunque sí admite que tanto Rubalcaba como Chacón tienen cosas buenas. En cambio, los compromisarios tapados existen, vaya si existen, y los entendidos creen que pueden acabar decantado la sucesión de Zapatero.

Hacia esos delegados gallegos que a priori no han hecho público su voto se dirigían ayer tarde todas las miradas. Y todo tipo de presiones, con punto neurálgico en la provincia de Pontevedra, donde parecen abundar más. «¿En Pontevedra?, de ningunha maneira», objetaba el secretario provincial, Modesto Pose, en el encuentro que mantuvo con los delegados de Vigo, posicionado con Rubalcaba. «Non se libra de tapados ninguén -adujo-, nin Lugo nin Ourense».

Sobre el posible recuento en Galicia, delegados como Manel Gallego, diputado autonómico, o Pablo García, secretario de organización del PSdeG, dan por hecho que Rubalcaba sacará más de 30 delegados en Galicia, y Chacón, una veintena corta.

Las cuentas de Caamaño

Francisco Caamaño replica: «Non puedo hacer cuentas, está muy dividido, fifty-fifty diría». En cambio, en las filas chaconistas han empezado a recontar presuntos tapados y el resultado gallego daría 28-26, tanto monta, monta tanto, para uno y otro, porque «sempre hai algunha dúbida», dicen desde Lugo.

Eso sí, el líder del PSdeG, Pachi Vázquez, se curó en salud y después de apreciar una mayoría gallega en favor de Rubalcaba manifestó ayer que es «insustancial» hablar en la víspera de las votaciones de la posición gallega. «Sexa quen sexa o que gañe», dijo, todos los socialistas han de «estar unidos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Pelea por los «tapados» gallegos