Un puntito... y primeros


,

Una vez asegurado el pase a los octavos de final, España deshoja la margarita de rivales que le pueden caer en suerte. Un empate en el partido del próximo miércoles ante Sudáfrica aseguraría la primera plaza del grupo y abocaría a la selección de José Antonio Camacho a disputar el cruce contra la segunda clasificada del grupo E. Alemania ¿actual líder¿ y Camerún ¿que ocupa el segundo lugar¿ se enfrentan en la última jornada, lo que podría beneficiar al tercer combinado todavía con opciones, Irlanda.El equipo germano se convierte en el coco de la selección. Ninguno de los jugadores españoles desea un enfrentamiento tan temprano con una selección clásica en las rondas decisivas de todos los campeonatos. Camerún, a pesar de su título en la pasada Copa de África, se perfila como un rival más apetecible. Tampoco importaría Irlanda, pues a pesar del buen juego de los europeos durante el torneo, tras la marcha de Roy Keane carecen de jugadores significativos capaces de liderar al equipo en los momentos clave.Un día antesEn cualquier caso, los partidos Camerún-Alemania y Arabia (ya eliminada)-Irlanda se disputarán el martes, un día antes que los que dilucidarán la configuración del grupo español. Por tanto, España jugará contra Sudáfrica con la ventaja de poder escoger el cruce que más le convenga para los octavos de final.El equipo español, que tiene ya asegurado su pase, dispone de seis puntos después de sus dos primeras victorias. Dos puntos más que Sudáfrica y tres más que Paraguay, la otra aspirante a la clasificación. Por tanto, un punto en el tercer encuentro concedería a España el primer puesto, mientras que para los bafana bafana sería la segunda plaza. Esta circunstancia podría abocar al encuentro a un empate de conveniencia para ambos contendientes. Un triunfo del conjunto africano sobre el de José Antonio Camacho intercambiaría los lugares finales y obligaría a España a jugar contra el líder del grupo E.Paraguay, por su parte, necesita vencer a la desahuciada Eslovenia en el partido que cierra la primera fase y esperar a que Sudáfrica pierda ante España, aunque también habría que ver las diferencias de goles que se producirían en estos casos.El primer concepto para el desempate a puntos iguales entres los equipos implicados es la diferencia de goles general. Suráfrica tiene ahora mismo +1 y Paraguay -2, por lo que el cuadro que dirige el italiano Cesare Maldini, a parte de darse los signos que necesita, precisa remontar esa distancia y propinar una auténtica goleada al equipo de Eslovenia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un puntito... y primeros