Abel Caballero bate todos los récords

El alcalde y candidato socialista suma 20 ediles de los 27 de la corporación municipal de Vigo, ante el hundimiento de un PP que solo logra 4 actas, por 2 de Marea y 1 del BNG

Abel Caballero celebra con los suyos en la sede del PSOE vigués su clamoroso éxito electoral
Abel Caballero celebra con los suyos en la sede del PSOE vigués su clamoroso éxito electoral

Vigo / La Voz

Nadie ha gozado desde la Restauración borbónica de más tiempo en la alcaldía de Vigo que el que Abel Caballero empezará a disfrutar a partir del 15 de junio. Manuel Soto fue regidor doce años. El ingeniero militar Tomás Pérez Llorente lo fue once en el tramo final de la dictadura franquista. Y Caballero podrá llegar ahora hasta los 16 años en el cargo.

Cada día que tenga el bastón de mando en sus manos marcará ya un nuevo récord en Vigo. Este domingo estableció un buen número de ellos: el de único alcalde vigués que ha reeditado una mayoría absoluta, el de un partido con mayor número de concejales en la corporación olívica y en la de cualquier urbe de Galicia en toda la etapa democrática, e incluso el de regidor más votado de España desde 1979 entre las ciudades de más de 200.000 habitantes censados en el momento de cada comicio.

Las urnas refrendaron con un aluvión de votos (nada menos que 101.058 de los 150.077 emitidos, el 67,6 % del total) su gestión, su característica escenificación del cargo, los proyectos realizados y los que ha prometido para los próximos cuatro años, y sobre todo, la defensa de la ciudad que el electorado le ha reconocido en las urnas y que Vigo consideró que nunca se había ejercido de manera tan firme.

La victoria de Caballero tiene un componente completamente personal. De hecho, las urnas blancas de las municipales le dieron el 26M en Vigo un 23 % de votos más que lo que las azules consignaron esa misma jornada en las europeas en favor de su compañero de partido Josep Borrell.

Los 20 concejales de los 27 posibles equivalen, por tanto, a dar un sobresaliente a su gestión y su proyecto futuro, al subir en tres más el número de ediles que obtuvo en las elecciones del 2015.

Abel Caballero certifica ser así el referente principal del municipalismo español de la nueva década, con un poder acrecentado en su propio partido que tendrá meridianamente claro volver a presentarlo como candidato a seguir presidiendo el organismo de representación de todos los alcaldes del país, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Y también le corroboran su papel de primer barón del PSdeG, guion que evita jugar en público, pero que domina en la vida interna del socialismo gallego, que tendrá que tenerlo muy en cuenta para la cita de las autonómicas del año que viene.

Su victoria aún es más imponente al compararla con los resultados de sus adversarios. Dieciséis concejales le separan del segundo partido de la corporación: el PP, pese a que Alberto Núñez Feijoo cerró la campaña pidiendo a sus votantes en Vigo de las últimas tres elecciones autonómicas que confiaran en Elena Muñoz. No lo han hecho. A la exconselleira le han dado 3,5 puntos menos que a la lista del PP a las europeas en la ciudad. Muñoz suma solo 20.460 votos y cuatro actas de concejales, con lo que su relevo se intuye como salida en las filas populares tras dos derrotas de la líder y presidenta, esta con el peor resultado de su historia, exceptuada la del antecedente del partido en 1979, cuando Coalición Democrática solo obtuvo tres ediles en pleno dominio del espacio de centro derecha por parte de UCD.

La división en el espacio de las mareas le ha costado a Marea de Vigo un concejal, pese a concurrir en esta ocasión arropados con Podemos y Equo. De tres ediles pasa a contar ahora con dos y de 16.292 votos a 10.384. Además, en el nuevo mandato, Rubén Pérez tendrá que compartir protagonismo y espacio en la izquierda con el BNG. Después de una travesía del desierto de cuatro años fuera de la corporación, los nacionalistas vuelven con Xabier Pérez Igrexas, un edil y 8.461 votos.

 

Abel Caballero: «Es la victoria de un proyecto compartido masivamente»

Abel Caballero hizo público de manera emocionada su «inmenso agradecimiento» a los vigueses por la victoria aplastante que le otorga 20 ediles (y da solo siete al resto de la oposición). «Hicimos y hacemos un proyecto compartido con la ciudad masivamente apoyando», dijo el alcalde, que estima que lo que ha vencido es la propia ciudad. El mandatario socialista destacó que el peso de Vigo será aún mayor en España al lograr la mayor victoria urbana del país.

Elena Muñoz: «No soy partidaria de tomar decisiones en caliente»

Pese a haber perdido tres ediles, apenas superar los 20.000 votos y quedarse prácticamente 10.000 por debajo de hace cuatro años, Elena Muñoz se declaró en la noche dominical partidaria de no tomar «decisiones en caliente». La todavía jefa de la oposición y presidenta del PP vigués anunció, con los resultados aún contabilizándose, que su partido y ella misma abrirán un período de reflexión para decidir qué hacer en la nueva corporación en la que solo tendrán cuatro asientos.

Rubén Pérez: «Houbo un tsunami electoral nada satisfactorio para nós»

El candidato a la alcaldía de Marea de Vigo, Rubén Pérez, calificó de «tsunami electoral» el resultado de los comicios en Vigo. «Non foi nada satisfactorio para nós», admitió, dado que la coalición pensaba en mantener sus tres actas y perdió una. En el BNG se desató un gran entusiasmo, que por momentos se ilusionó con que el éxito podía ser mayor: se quedó a menos de mil votos de obtener un segundo edil en su regreso al Concello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Abel Caballero bate todos los récords