Los alumnos acaban la ESO con más dominio del castellano que del gallego

Los gallegohablantes logran resultados similares en ambas lenguas, pero no quienes solo se expresan en español


La primera evaluación científica sobre la competencia que tienen los alumnos en gallego y en castellano cuando terminan la educación obligatoria confirma lo que muchos sospechaban: que los estudiantes salen con un mayor dominio del castellano que del gallego. El secretario xeral de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, presentó una investigación del Instituto de Ciencias da Educación realizado entre el alumnado de cuarto de secundaria, que refleja que la competencia en gallego es menor, tanto en expresión escrita como en oral.

El estudio se llevó a cabo con una muestra de 1.153 jóvenes -al final reducida a 866- para la prueba escrita, y 182 para la oral. Incluyó redacciones en castellano y gallego, cuestionarios, ejercicios sobre el conocimiento gramatical y el léxico, y una conversación de diez minutos en cada idioma. En el caso del castellano, tanto en el dominio oral como escrito se alcanzan resultados aceptables (3,04 y 3,77 en una escala de uno a cinco); mientras que en el caso del gallego, la competencia oral supera el aprobado (3,66), pero no así la escrita (2,77), en donde «non se acada o nivel de aceptable», según recoge un avance del estudio.

Otra de las conclusiones relevantes es que los menores que son gallegohablantes logran unos resultados similares en ambas lenguas, mientras que los monolingües en castellano tienen un nivel mucho mayor en esta lengua que en gallego. Bieito Silva, coordinador de la investigación, achaca estos resultados a los contextos, ya que el alumno que habla en gallego tiene entornos en los que escucha el castellano -televisión, juegos-, pero el que habla castellano, mayoritariamente de entornos urbanos, no tiene relación con contextos gallegos.

Otros parámetros en los que el gallego sale peor parado es en gramática, ortografía, coherencia, adecuación sociolingüística, léxico o desarrollo temático. En la parte escrita no se alcanza el 3 en ninguno de ellos, aunque en la oral sí (en esta, la ortografía no se analiza). En las competencias en castellano tampoco se alcanza el nivel aceptable (3) en los parámetros de coherencia y adecuación sociolingüística de la expresión escrita.

El secretario xeral de Política Lingüística aseguró tomar nota «de que a competencia en galego sitúase nuns niveis levemente máis baixos ca competencia en castelán», una situación que servirá de estímulo para llevar a cabo medidas que corrijan esta situación. El informe también analiza cómo influyen el hábitat, la lengua inicial o los factores sociales o culturales. El nivel socioprofesional de los padres influye positivamente en la competencia de los hijos tanto en castellano como en gallego, especialmente en lengua escrita. Respecto al hábitat, el alumno de núcleo urbano obtiene mejores resultados en expresión escrita en las dos lenguas, y en la oral, los de entornos rurales se expresan mejor en gallego, y los urbanos, en castellano. La lengua inicial del menor influye más en los resultados de castellano que en los de gallego, al igual que la lengua escolar. En este último apartado, el coordinador del estudio asegura que es difícil establecer conclusiones contundentes porque los colectivos acaban siendo poco representativos a nivel estadístico.

Cambios en el decreto

Respecto a si esta situación llevará a modificar el equilibrio establecido en la nueva norma del plurilingüismo, Lorenzo explicó que nunca se había hecho una evaluación de las competencias y que el decreto recoge la elaboración de informes: «¿E xa estamos pedindo cambios no marco do decreto?». Habrá que esperar a ver los resultados que esos estudios desprendan.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
16 votos

Los alumnos acaban la ESO con más dominio del castellano que del gallego