Las grandes potencias occidentales pactan una histórica reforma fiscal

S. Arroyo, S. Cabrero BRUSELAS / COLPISA

ECONOMÍA

HENRY NICHOLLS | Reuters

Acuerdan una tasa mínima del 15 % que obligará a pagar más a las tecnológicas

06 jun 2021 . Actualizado a las 00:10 h.

Histórico. Así se califica ya en los corrillos de expertos el acuerdo al que ayer llegaron en Londres las siete grandes economías occidentales (Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido); un pacto que modernizará por completo el esquema fiscal internacional. Sobre el papel, tal y como explicaron ayer los portavoces del G7, el acuerdo establecido recoge la puesta en marcha de una tasa mínima del 15 % que obligará a los colosos tecnológicos (Google, Facebook, Amazon o Apple) a una mayor contribución vía impuestos en base a su nivel de beneficios. El encargado de desvelar la fumata blanca, que se anunciaba pasadas las 13.15 horas de ayer, era el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire (el mismo que la víspera ya había avanzado que el acuerdo estaba a «apenas un milímetro» de lograrse).

Le Maire ratificaba así, no sin cierta euforia, el arreglo final: «¡Aquí estamos! Después de cuatro años de lucha, se ha alcanzado un acuerdo histórico entre los estados miembros del G7 sobre impuestos mínimos a las empresas y a los gigantes digitales», destacaba. Casi simultáneamente, su colega británico, Rishi Sunak, utilizaba el mismo calificativo («histórico») para felicitarse por el éxito de una cita de la que es anfitrión. «Este es un acuerdo histórico sobre la reforma fiscal global que requiere que los gigantes tecnológicos y las multinacionales más grandes paguen su parte justa de impuestos», subrayaba.

El pacto alcanzado por los responsables económicos del G7 en la segunda jornada de una reunión que arrancó el viernes en Londres, contempla un impuesto mínimo global del 15 % como base que afectaría a las multinacionales con márgenes de beneficio de al menos el 10 %, tal y como se ha venido negociando en las últimas semanas.