Adriana Domínguez: «Este oficio es como una selva»

Sara Pérez LA VOZ

ECONOMÍA

MIGUEL RIOPA

La consejera delegada de Adolfo Domínguez lidera la transformación de la empresa bajo los valores que interiorizó entre telas hace 40 años, cuando acudía con sus padres a la fábrica

07 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Adriana Domínguez (Ourense, 1976) comparte edad con la empresa que dirige desde hace cuatro años. Han crecido de la mano. Tanto es así, que todavía se equivoca cuando conduce hasta la fábrica y, en un acto reflejo, va directa hacia la antigua nave, que fue devorada por las llamas en 1991.

—Dice que se independizó a los 8 años.

—Sí, me fui interna a otro país. Me dejaron en el colegio y lo siguiente que supe fue mirar para atrás y ver cómo mis padres se estaban yendo en un coche rojo. Y yo decía: no se han despedido. Volví a casa a los 16. Mi padre planificó muy bien mi educación, no fue algo espontáneo. Nos diseñó a las hermanas una educación bastante marcial: eran dos años en Inglaterra, dos en Suiza, dos en Alemania y otros dos en Inglaterra.  

—Esa autonomía le habrá ayudado a tomar decisiones.

—Creo que te enseña a adaptarte, la flexibilidad, la capacidad de cambio y de estar cómoda en entornos incómodos. Y humildad.