El modelo de gestión de los fondos europeos: opaco y arbitrario

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

E. Parra. POOL

El Consejo de Estado exige controles para «una adecuada y eficiente asignación de los recursos»

01 mar 2021 . Actualizado a las 18:35 h.

Ni tan «demoledor» como había anticipado el Partido Popular ni tan eficaz como lo había vendido el Gobierno. El informe elaborado por el Consejo de Estado sobre el mecanismo de gestión de las ayudas europeas del fondo de recuperación Next Generation EU, deja a las claras que es opaco y arbitrario, pero «el proyecto merece en su conjunto una opinión favorable».

Es la conclusión a la que llega el organismo consultivo en las 97 páginas del documento en el que los expertos manifiestan su «preocupación» por la «eliminación o modulación de los mecanismos de control» en la gestión de las ayudas «en materias tan sensibles como la contratación administrativa, los convenidos administrativos o las subvenciones».

También hace una «severa crítica» al amplio margen de arbitrariedad que permite el modelo de gestión diseñado por el Gobierno, por eso subraya la «necesidad de recabar todos los informes preceptivos que se determinen legalmente» antes de resolver los procedimientos y fiscalizar los proyectos financiados con estos fondos. Se corre el riesgo de adjudicar dinero a discreción y sin adoptar las precaucaciones necesarias. En su afán por reducir la burocracia, el Ejecutivo español podría estar poniendo en riesgo la valoración de impacto de los proyectos, y esto «sin motivar la atenuación, o incluso la supresión, de los mecanismos de control».

Si bien el organismo admite que el contexto actual de crisis sanitaria, social y económica demanda cierta flexibilidad para poder desembolsar las ayudas con la mayor rapidez posible, advierte de que las prisas no deben conducir a la supresión de todos los mecanismos de control porque esto podría acarrear un uso igualmente ineficaz de los fondos.

La publicación del informe, que se mantuvo oculto hasta hoy, vino precedido de una agria polémica porque el Gobierno aprobó el decreto del mecanismo de gestión de los fondos el pasado 28 de enero sin esperar a sus conclusiones y con la abstención de Bildu y Vox.

«Reparto a dedo»

El líder del PP, Pablo Casado, exigió explicaciones por la ocultación del informe y la inmediata comparecencia de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y del director de gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo. El principal partido de la oposición denuncia que el «decretazo» servirá a Pedro Sánchez para «repartir a dedo» y «sin control parlamentario ni administrativo» el dinero que vendrá de la Unión Europea (140.000 millones de euros, de los que al menos 72.000 millones serán ayudas directas a fondo perdido).

Durante la campaña catalana para las elecciones del pasado 14 de febrero, Casado había anunciado que su partido recurriría al Tribunal Constitucional la «ocultación» del documento del Consejo de Estado para intentar anular la votación del decreto.