Endesa prevé apagar para siempre la térmica de carbón gallega antes de julio

Beatriz García Couce
beatriz couce FERROL / LA VOZ

ECONOMÍA

JOSE PARDO

La demolición de las instalaciones de As Pontes se alargará cuatro años

21 ene 2021 . Actualizado a las 08:23 h.

En el cronograma que maneja Endesa para el cierre de su central de carbón de As Pontes, el próximo hito está fijado para el próximo verano. La eléctrica había solicitado al Ministerio para la Transición Ecológica la clausura de la térmica pontesa a finales del 2019, una petición que estaba vinculada a los resultados que arrojasen las pruebas con biocombustibles que estaba desarrollando la compañía. Si se determinaba la viabilidad de utilizar una mezcla de carbón y biocombustibles para producir energía, revertiría esa decisión. Pero la eléctrica sostiene que esa opción no es posible ni desde el punto de vista técnico ni económico ni medioambiental, por lo que continúa firme en su paso por clausurar las instalaciones.

Así, siguen en marcha los distintos trámites administrativos necesarios para que el Gobierno central otorgue ese permiso, entre otros, una declaración de impacto ambiental de la demolición de las instalaciones, además de la redacción de informes de diversos organismos que tienen competencia sobre la térmica. Endesa confía en que el 1 de julio toda esa tramitación esté terminada.

Entonces, se apagaría definitivamente la producción de energía con este mineral en Galicia y la eléctrica abriría una nueva fase, que además de implicar el desarrollo del proyecto de demolición también supondría la realización de cursos de capacitación para formar a la plantila que fuese a participar en esas tareas.