Oliu traspasa los poderes ejecutivos al nuevo consejero delegado del Sabadell

El consejo del banco confirmó el relevo de Guardiola por González-Bueno


Madrid / Colpisa

Tres semanas después de que fracasaran las negociaciones entre Sabadell y BBVA para fusionarse, la entidad de origen catalán ya ha acelerado un cambio de rumbo en sus órganos de dirección. A falta de cualquier otra opción de integración que aparezca por el camino, el consejo de administración del Sabadell decidió este jueves materializar el relevo de su consejero delegado, Jaime Guardiola, que será sustituido por un histórico de la banca en España, César González-Bueno.

Por ahora, Guardiola continuará en el cargo hasta que la entidad obtenga las autorizaciones regulatorias para el traspaso. El otro cambio relevante llegará a corto plazo y modificará el reparto de poder. El presidente del Sabadell, Josep Oliu, insistió este jueves ante el consejo en la idea que ya había manifestado en más de una ocasión: dejar las funciones ejecutivas para convertirse en presidente sin competencias para decidir el día a día y el rumbo del negocio.

La nueva estructura directiva será más del agrado del Banco Central Europeo. El supervisor ha insistido en los últimos años en la necesidad de que la banca española tenga un consejero delegado con funciones ejecutivas y un presidente más representativo. Algo que aún no ha acabado por implantarse en el sector, a diferencia de otros países europeos con una cultura corporativa más anglosajona. Las acciones de la firma cayeron un 2,5 % ayer, antes de anunciar los cambios.

Con esta estructura, la entidad hará frente a su nuevo plan estratégico, cuyos ejes se harán públicos en el primer trimestre del 2021. Sin un acompañante en el camino ­-por ahora-, Sabadell dice afrontar «con las máximas garantías los retos para los próximos años, como la mejora de la eficiencia, la aceleración de la transformación y la digitalización de la entidad, así como el incremento de la rentabilidad». Este último, uno de los aspectos demandados por los supervisores.

El perfil para digitalizar el banco

Para esta tarea, Josep Oliu considera a César González-Bueno como «el perfil idóneo». Lo justifica por «la dilatada experiencia, así como su exitosa trayectoria liderando procesos estratégicos de innovación, digitalización y reestructuración». El presidente indicó ayer que el banco afronta esta etapa con «el fortalecimiento de su franquicia doméstica en los mercados que lidera». Sabadell no se plantea iniciar otra negociación de fusión y se centrará en España.

Con más de 23 años de experiencia en puestos directivos de banca, González-Bueno fundó ING Direct España y fue consejero delegado de ING en España y Portugal, entre otras funciones. También dirigió la creación y venta de EVO y el reflotamiento de Novagalicia Banco antes de su venta a Abanca. Está vinculado a Sabadell desde marzo, como consejero del TSB. Precisamente deberá gestionar la patata caliente de la filial británica del Sabadell, una losa de la que el banco aspira a desprenderse por el impacto en sus cuentas.

Por su parte, Jaime Guardiola abandona el banco en el que ha sido consejero delegado desde el 2007. Aunque lo hace parcialmente, ya que seguirá vinculado a la corporación como presidente de Banco Sabadell México.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Oliu traspasa los poderes ejecutivos al nuevo consejero delegado del Sabadell