Xabier Vence: «O euro destruíu unha parte significativa do tecido produtivo de Galicia»


redacción / la voz

A muchos no les gustará lo que el catedrático de Economía Aplicada de la USC Xabier Vence tiene que decir del euro. Considera que se ha sobreestimado el impacto de la moneda única en el comercio. Y pone de ejemplo al Reino Unido. La libra le ha permitido seguir siendo competitivo. Igual que Dinamarca, que conserva su corona.

No guarda especial recuerdo de los vaivenes que propició la entrada a escena del sucesor de la peseta: «A consecuencia do euro foi unha destrución dunha parte moi significativa do tecido produtivo de Galicia e de todas as economías periféricas de Europa», señala en la misma semana en la que Alcoa presentó formalmente el expediente de regulación de empleo (ERE) a los trabajadores de la planta de San Cibrao, la última factoría de aluminio primario que queda abierta en España. La empresa estadounidense tiene intención de apagar los hornos este mismo año.

El problema, dice Vence, no es la divisa, sino las políticas neoliberales que la acompañaron y la pérdida de soberanía sobre la política monetaria: «O único mecanismo de axuste que nos queda co euro é o empobrecemento. Os recortes», lamenta. El protagonismo del Banco de España se ha perdido también. Ya no hay un organismo que financie el déficit español. El Banco Central Europeo (BCE) lo tiene prohibido y compra deuda por la puerta de atrás. Ahora las economías tienen que exponerse a la ferocidad de los mercados.

El conjunto de disfuncionalidades de la moneda única, acompañado de una cuestionable gestión de la crisis, propició un endeudamiento en los márgenes de la Unión Europea que no se habían visto en las décadas anteriores al euro: «Na medida en que se abarataron as importacións, se desindustrializaron os países porque perden competitividade. Era máis barato importar en lugar de producir no interior. O desequilibrio na balanza de pagos se traduce nun proceso de desindustrialización e expansión brutal da inversión especulativa», explica el catedrático, a quien no le cabe duda de que quienes se han enriquecido de forma acelerada en esta última década han sido una minoría: «A maioría da poboación perdeu posicións salariais e unha parte ficou fóra, prexubilados ou desempregados. Esa é a explicación do gran aumento das desigualdades que se producen», apostilla. Como bien reflejan las estadísticas, no todos han salido perdiendo. Alemania se ha apoyado en el euro para afianzar su hegemonía en la Unión Europea. «Alemaña beneficiouse porque se lle permitiu consolidar a súa posición no mercado europeo [...] Ese fortalecemento serviu para gañar competitividade tamén fóra de Europa».

¿Le compensó a Galicia sacrificar parte de su tejido industrial a cambio de los presuntos beneficios del euro? Muchos apuntan en la dirección de los fondos europeos o el impulso a las exportaciones: «No noso caso non compensa. Tamén che digo: a alternativa non sabemos cal sería, depende das políticas que se aplicaran [...] Depende do que se tivera feito. Non está escrito», indica Vence.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Xabier Vence: «O euro destruíu unha parte significativa do tecido produtivo de Galicia»