El coronavirus arrastrará a la pobreza a más de 44.000 gallegos

Oxfam Intermon advierte que el en el conjunto de España, la crisis sanitaria provocará que el número de pobres aumente en 700.000 personas


La crisis que ha traído consigo el coronavirus se dejará notar de manera dispar en las economías de los hogares españoles. De hecho, el covid-19 provocará un importante aumento de la desigualdad en nuestro país. Así lo advirtió ayer la ONG Oxfam Intermon, que puso cifras a la preocupante situación que se abre tras la pandemia. Más de 700.000 personas en España se verán arrastradas hacia la pobreza en un escenario marcado por la contracción del PIB de la que ya han advertido varios organismos y por el aumento de la tasa del paro hasta rozar el 19 %. Con el incremento de las dificultades que se prevé en los próximos meses, los ciudadanos en situación de pobreza relativa (la población que recibe menos del 60 % de los ingresos medianos) llegaría en nuestro país hasta los 10,8 millones y pasaría de afectar al 21,5 % de la ciudadanía a alcanzar al 23,1 %.

Además, según el informe presentado ayer por la organización, las personas con menos ingresos perderán, proporcionalmente, ocho veces más renta que las más ricas. «Entre el 18 de marzo y los primeros días de junio, los 23 milmillonarios españoles de la lista Forbes -18 hombres y 5 mujeres- han visto aumentar el valor de su riqueza en algo más de 19.200 millones de euros. En solo 79 días», explicó Íñigo Macías, coordinador de investigaciones de Oxfam. Esta realidad, advirtió, contrasta con la vivida por una gran mayoría, para la que el mismo período ha supuesto un impacto económico y un coste social sin precedentes.

 

La situación de Galicia no diferirá mucho de la del conjunto de España. Más de 44.000 gallegos engrosarán las estadísticas de los más pobres de la comunidad, lo que supondrá un crecimiento del 9,08 % con respecto a las cifras precovid, cuando el territorio contaba con 486.047 personas en situación de pobreza relativa. Ahora, y tras el contagio del virus a la economía familiar, estos números escalarán hasta los 530.205 afectados.

Cuatro años, por la borda

«Este incremento esperado en la desigualdad supone echar por la borda cuatro años consecutivos de tímida reducción», explicó Lara Contreras, responsable de investigaciones de la organización.

Según esta experta, habrá determinados perfiles que sufran de una manera más virulenta la crisis: «La precariedad tiene rostro de mujer, de personas inmigrantes y de aquellos que tienen una baja cualificación», sentenció. Y es que según el informe, en los sectores más afectados por la destrucción de empleo, el 73 % de los trabajadores están en grupos de cotización bajos, sectores precarizados, con una mayor presencia de mujeres, jóvenes y personas de baja cualificación.

No lo tiene nada fácil la población femenina. Siete de cada diez salarios mínimos, según los datos de Oxfam, los perciben ellas. Además, las mujeres también sufren más la parcialidad no deseada: «Si analizamos solo los contratos firmados por mujeres en el 2019, el 46,27 % fueron a tiempo parciales. Entre el 2007 y el 2018, el número de este tipo de empleos se incrementó un 78,4 % y en ocasiones esta circunstancia esconde muchas horas trabajadas no cotizadas en una especie de economía sumergida mixta», revelan. Lara Contreras puso sobre la mesa otro dato para ponerle rostro a la crisis que viene: «Los datos disponibles indican que la probabilidad de perder el empleo, para la población inmigrante, es de un 149 % sobre la población de nacionalidad española».

Recaudar más y mejor

Oxfam aprovechó la presentación de sus datos para poner deberes al Ejecutivo. Alegan que la emergencia sanitaria y social vivida ha puesto de manifiesto la importancia de los impuestos y del sistema tributario en su conjunto. Y es que ha sido el Estado, a través de las diferentes medidas puestas en marcha estos últimos meses, el que se ha erigido como principal muro de contención de esta crisis. Los impuestos, defienden, sirven para financiar todas estas medidas y resultan determinantes para establecer su eficacia y extensión. «En relación a la media de los 27 países de la UE, España recauda hasta cuatro puntos menos de PIB. El conjunto del sistema tributario sigue depositando la carga en el trabajo y el consumo, frente a la riqueza y el capital. En España, la gran mayoría de la recaudación proviene del IRPF y el IVA», señalan.

Fiscalidad progresiva

Y en este sentido, los expertos de la organización relatan que actualmente el 83 % del total recaudado sigue recayendo sobre las familias frente a una aportación del 12 % del impuesto de sociedades. Por ello, proponen una recuperación basada en una fiscalidad progresiva, que permitiría llenar las arcas públicas con unos 10.000 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El coronavirus arrastrará a la pobreza a más de 44.000 gallegos