PSA Vigo tiene blindados cuatro modelos de furgonetas eléctricas

La fábrica de Balaídos tiene garantizada carga de trabajo hasta el 2028, pero su futuro se jugará en dos años


La fábrica de PSA Vigo podrá respirar tranquila durante un tiempo. Las exigencias del presidente de Francia, Emmanuel Macron, para paliar los efectos económicos de la crisis sanitaria generada por el covid-19 no afectan a los planes de la planta gallega a corto plazo. Macron anunció ayudas cuantiosas (una inyección cercana a 8.000 millones de euros) a distintas firmas cambio de concentrar la producción de coches eléctricos en el país galo, y eso ha generado una lógica preocupación.

Fuentes de PSA Vigo confirman que el horizonte de la planta viguesa está blindado a unos años vista, al tener garantizada la producción de cuatro modelos eléctricos de furgonetas que no corren peligro, puesto que se comprometieron en el convenio colectivo que la compañía firmó con la plantilla y se trata de proyectos ya presupuestados y aprobados. Además de estar haciendo actualmente el modelo eléctrico del Peugeot 2008, iniciará en breve la fabricación de las furgonetas Berlingo, Peugeot Partner, Opel y Toyota. Esta circunstancia hace que la factoría de Balaídos tenga asegurada carga de trabajo hasta el entorno del 2026-2028, afirmación que avalan fuentes de la compañía.

La preocupación se centraría, por tanto, en cerrar nuevos modelos en el plazo de un par de años para despejar su futuro, ya que desde que se adjudica algún proyecto hasta que se desarrolla hay un largo proceso.

A su favor, la planta viguesa también pone en la balanza la experiencia adquirida. Fue la primera factoría del grupo PSA en hacer una furgoneta eléctrica, la Berlingo, que dio servicio en el 2003 en el campus de la Universidad de Vigo.

Por otra parte, la Xunta de Galicia apoyó el desarrollo de la producción eléctrica con 5 millones de euros, lo que demuestra el compromiso del Ejecutivo gallego con una industria con la que coincide en la apuesta por los vehículos eléctricos e híbridos. Así se lo manifestó Alberto Núñez Feijoo al máximo ejecutivo del fabricante automovilístico, Carlos Tavares, en una reunión que tuvo lugar en la sede central del grupo francés dos semanas antes de la expansión de la pandemia por España y el inicio de la cuarentena. Feijoo decía entonces que «si el coronavirus lo permite, la previsión es que la producción de Balaídos llegue a los 600.000 vehículos este año, un récord histórico». El covid-19 truncó las predicciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

PSA Vigo tiene blindados cuatro modelos de furgonetas eléctricas