Portugal tilda de «repugnante» el discurso de Holanda sobre España

António Costa recuerda que los españoles «no crearon el virus» y llama «mezquino» al ministro neerlandés


redacción / la voz

«Repugnante». «Mezquino». Y «contrario al discurso de la Unión Europea». Así de contundente ha sido el primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, al calificar el discurso del ministro de Economía de Holanda que señalaba a España. En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo extraordinario que se celebró ayer, y en el que se plantaron Pedro Sánchez y el primer ministro Conte, Wopke Hoekstra había dicho que Bruselas debía investigar a países como España por no haber acumulado margen presupuestario suficiente para luchar contra el coronavirus pese a que la zona euro ha experimentado una fase de crecimiento económico durante los últimos siete años.

Esos comentarios y la postura de Holanda en esta crisis propiciaron las duras declaraciones de Costa. Según el Jornal de Notícias, el primer ministro dijo que «ese discurso es repugnante en el marco de la UE». Y no se quedó ahí. También calificó la intervención de Hoekstra de «absoluta inconsciencia» y de una «mezquindad recurrente». Y sostuvo que esa postura «mina completamente el espíritu de la UE y es una amenaza para el futuro de la Unión».

«Si no nos respetamos los unos a los otros y no comprendemos que, ante un desafío común, tenemos que tener la capacidad de responder en común, entonces nadie entendió nada de lo que es la UE», abundó Costa, que invitó a todos los miembros del club comunitario a «comprender que no fue España la creó o importó el virus». Costa también lanzó una advertencia a los Estados que bloquean una solución común: «Si algún país de la UE piensa que se resuelve el problema del virus dejándolo suelto en otro país, está muy engañado. El coronavirus no conoce fronteras».

La cumbre de líderes de la UE ha acordado pedir al Eurogrupo que en dos semanas presente propuestas para responder a la crisis económica provocada por el coronavirus, después de que Italia y España se plantasen para reclamar una acción económica europea más decidida, según recoge Efe. No se cerró acuerdo ni para la intervención del fondo de rescate de la eurozona, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, ni para la emisión de deuda conjunta, las dos principales medidas a debate y que seguirían sobre la mesa a espera de los ministros de Economía y Finanzas (el Eurogrupo).

Un plan ambicioso

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, lanzó ayer un duro ataque a la lentitud de Europa para combatir el coronavirus y sus consecuencias, en un momento en que se necesitan respuestas rápidas. Durante el Consejo Europeo celebrado por videoconferencia, Conte atacó las posiciones de colegas como Angela Merkel y aclaró que nadie piensa en «una mutualización de la deuda pública». «Cada país responde por su propia deuda pública y continuará respondiendo», afirmó antes de defender que la UE debe enfrentarse ya al posCOVID-19 «no en los próximos meses, sino mañana por la mañana».

En un inicio, Italia rechazó el borrador del Consejo Europeo sobre las herramientas para afrontar la crisis económica. Conte tiene de su parte a Macron y a Pedro Sánchez, quien pidió ayer que no se repitan los errores del 2008, que «sembraron semillas de desafección y división con el proyecto europeo». Italia y España consideran que el enfoque de la UE es insuficiente sobre el uso de nuevos instrumentos financieros. Sobre la mesa están los coronabonos, pero Alemania y el frente nórdico lo rechazan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Portugal tilda de «repugnante» el discurso de Holanda sobre España