Algo más que una foto


Director general de Sabadell Gallego

El compromiso de Sabadell Gallego con el medio rural es una historia de esfuerzo en común. Un esfuerzo sostenido en el tiempo, a prueba de malos momentos, con la vista puesta en el futuro y, por encima de todo, creyendo en lo que hacemos y en las personas con las que trabajamos. Somos conscientes de lo que significa este sector en Galicia, por volumen de actividad, empleo y el valor añadido como imagen de calidad que le otorga a nuestra comunidad. Nuestra forma de actuar en el sector rural tiene muy en cuenta, además, que se trata de una actividad especialmente dura, expuesta a muchos condicionantes que no se pueden controlar y que requiere un enorme sacrificio. Somos muy conscientes de que no es la foto de un día, sino la imagen de toda una vida, y, en muchos casos, de la vida de varias generaciones.

Precisamente, el relevo generacional es uno de los asuntos que más preocupan en este sector. Que los jóvenes tomen el relevo de sus mayores, que vean en el mundo rural un medio de ganarse la vida es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos cuando analizamos la situación y proponemos planes que implementen las medidas necesarias.

Pero conviene hacer balance para entenderlo. Las explotaciones que están en manos de productores que no llegan a la treintena apenas representan el 10 % del total. La escasez de mano de obra joven en el campo gallego y, sobre todo, de emprendedores que quieran continuar con la granja de sus padres cuando estos se jubilen o montar la suya propia se palía en cierta medida cada año con los jóvenes que se acogen a las ayudas a la incorporación de la Consellería do Medio Rural. En estos últimos cuatro años, se incorporaron 1.822 al sector agrario ganadero, según reflejan los datos de la propia consellería, lo que muestra un paulatino descenso: de los 618 jóvenes del 2016 pasamos a 356 el año pasado. La incorporación de población joven y capacitada a las explotaciones es una de las mejores vías para estimular la introducción de la I+D+i y la mejora de los sistemas productivos y, por lo tanto, para garantizar la continuidad de la actividad agraria ganadera en Galicia.

El rural se convirtió en un sector refugio durante la crisis, cuando los jóvenes empleados en otros sectores y que vivían en núcleos de población más grandes se vieron obligados a volver a la vivienda familiar y a trabajar en el campo al quedarse sin trabajo. Con la finalidad de mejorar los resultados de las explotaciones agrarias y facilitar su reestructuración y modernización, así como facilitar la entrada en el sector agrario de agricultores adecuadamente formados, se aprobó en su momento del Programa de Desarrollo Rural de Galicia (PDR) 2014-2020. Se trataba de aportar el plus que necesitaban los jóvenes para volver su mirada hacia el medio rural y que contribuyesen a la mejora productiva de las explotaciones para avanzar en un adecuado dimensionamiento y un correcto equilibrio de los factores de producción de las granjas.

Porque frente a las dudas, hay datos que resultan incontestablemente atractivos. El sector agroganadero y la cadena de valor que genera la industria agroalimentaria gallega suponen más de 75.000 empleos directos e indirectos, con una aportación de 4.600 millones de euros al PIB gallego; por su parte, el sector forestal aporta otros 80.000 empleos. Por último, los sectores de la caza y la pesca suman todos los años 130 millones de euros a la economía gallega con sus 140.000 licencias.

Como decía más arriba, una de las grandes ventajas de la llegada de los jóvenes al mundo rural es la posibilidad de mejorar la capacidad de innovar y de incorporar, por ello, nuevas tecnologías. En este sentido, desde Sabadell Gallego nos sentimos muy orgullosos del lema que está detrás de nuestra aplicación Sabadell Agro: «Estamos donde estés». ¿Cómo? Conectando con el sector agrario, ganadero, forestal, vitícola y pesquero, con servicios digitales con la aplicación móvil, disponible para Android e iOS. Es solo un ejemplo de los muchos programas que ofrecemos a nuestros clientes y que persiguen mejorar y renovar un sector absolutamente estratégico para Galicia.

El 2020 nos va a seguir llevando por ese camino porque permite el crecimiento de la actividad en el rural al tiempo que nos permite crecer como empresa. Así, la gran apuesta de Sabadell Gallego es el trato personalizado que ofrece, escuchando a las personas y comprometiéndonos con todos nuestros clientes por escrito con un plazo de respuesta máximo de 7 días hábiles tras su solicitud de crédito. Tenemos muy claro que una buena financiación ayudará a posicionarse como sector estratégico. Hemos consolidado nuestra presencia en el agro gallego porque hemos sabido crecer a la par. De ahí que consideremos que lo conseguido hasta ahora solo es un punto en un trayecto a largo plazo que consolide el sector como referente en Galicia, España y Europa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Algo más que una foto