El juez da vía libre a Ritz Carlton para tomar el mando en Barreras

El astillero deberá saldar ya el 50 % de la deuda con las auxiliares


vigo / la voz

Faltaba el visto bueno del juez y ya lo tiene. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra ha homologado el plan de reestructuración de Hijos de J. Barreras, según el auto difundido ayer por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. El veredicto favorable al rescate del astillero vigués se centra en su viabilidad financiera, pero, en la práctica, supone que Cruise Yacht 1, la sociedad creada por la filial naviera de Ritz Carlton, se pone al frente de Barreras, con el 75 % de los derechos políticos cedidos por la mayoría del accionariado (Pemex, el 51 % y Albacora el 24,5 %), y ello con el principal objetivo de finalizar la construcción del crucero Evrima.

La compañía naviera se compromete a asumir el sobrecoste del buque, valorado en el plan en 80 millones de euros, que permitirán, al mismo tiempo, que el astillero corrija su situación de desequilibrio patrimonial.

La homologación judicial refrenda también el nuevo plan de refinanciación, que amplía los plazos de amortización de un crédito sindicado de 46 millones de euros, así como el programa de pagos acordado con la industria auxiliar para saldar los 21 millones de deuda.

Plan de pagos

Las empresas acreedoras, agrupadas en la sociedad Uninaval, aceptaron el pasado viernes sumarse al plan para no abocar a Barreras al concurso. Lo hicieron después de que el astillero se comprometiera a saldar la mitad de la deuda contraída con estas firmas en la construcción del crucero de Ritz Carlton en el momento en que el juzgado homologara el acuerdo, es decir, ya. Mientras que el 50 % restante será abonado a la entrega del buque.

En el auto, el juez señala que, en virtud de esta homologación, «ni el acuerdo de reestructuración, ni los negocios, actos o pagos realizados a su amparo, así como las garantías que se constituyan pueden ser objeto de acciones de rescisión». Apunta también que las entidades financieras acreedoras afectadas por la decisión «mantendrán sus derechos frente a los obligados solidariamente con el deudor, y frente a sus fiadores y avalistas», de modo que estos no podrán invocar ni el acuerdo ni la homologación.

La reestructuración aprobada se apoya en un plan de viabilidad que trazaba el futuro a corto plazo del astillero, basado en una cartera de pedidos con seis buques. Entre ellos estaban, además del Evrima para Ritz Carlton, el ferri de Armas y los dos cruceros de la naviera noruega Havila, que finalmente se harán en Turquía.

De estas cuatro unidades, solo la primera está en proceso de contrucción. El ferri de 190 metros de eslora de Armas se paró con el 16 % de ejecución del proyecto, y no ha sido retomado.

A estos barcos, el plan de viabilidad suma dos unidades más. Una de ellas es el segundo crucero para Ritz Carlton, firmado en junio del 2019, pero cuyo contrato no entró en vigor. El otro es un buque que el documento denomina premium cruise, del segmento de cruceros.

La homologación del plan de rescate supone la vuelta al trabajo al astillero de forma paulatina

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El juez da vía libre a Ritz Carlton para tomar el mando en Barreras