Ángel Ron acusa a Saracho de quebrar el Popular y de sucederlo en la presidencia del banco solo para venderlo

Defendió en la Audiencia Nacional su gestión en la desaparecida entidad


La Voz

El expresidente del Banco Popular Ángel Ron declaró ayer en la Audiencia Nacional que el responsable de la quiebra de la entidad fue su sucesor en el cargo, Emilio Saracho, que llegó a la presidencia aupado por el entonces consejero y accionista Antonio del Valle Ruiz y la también consejera Reyes Calderón, con la única intención de vender el banco, según informan fuentes jurídicas presentes en la declaración y citadas por Europa Press.

Ron compareció como imputado ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, que lo interrogó durante cerca de cinco horas sobre la ampliación de capital acometida bajo su mando, la presunta orden de involucrar a accionistas minoritarios en el proyecto, las tasaciones de sus activos inmobiliarios y su proceso de salida del banco.

Las fuentes jurídicas consultadas explicaron que Ron incidió en que Saracho, como experto en banca de inversión y no en banca comercial, llegó a la presidencia del Popular con la única intención de venderlo a bajo precio, aunque confesó desconocer a quién.

Aseguró también, según las mismas fuentes, que su sucesor no quería gestionar la entidad y que por eso ni siquiera puso en marcha el plan trazado que estaba ligado a la ampliación de capital y que, en su opinión, habría salvado el banco porque era solvente. Para apuntalar esta tesis, ha contado al juez que el propio Saracho le dijo al poco de su llegada que si no podía ampliar capital, estaba dispuesto a montar una tómbola con el Popular.

Sobre la entrada en sí de Saracho, Ron la describió como un proceso tormentoso plagado de maniobras subrepticias y no exento de gritos ni de lágrimas.

En cuanto a los cargos que se le imputan, el que fuera presidente del histórico banco entre los años 2004 y 2017, defendió cada paso de su gestión. Incluida la ampliación de capital del 2016, que, aseguró, se restringió a 2.500 millones porque era el montante necesario en aquel momento, tal y como habían acreditado la consultora y las distintas comisiones del Popular que intervenían.

Respecto al hecho relevante del 3 de abril del 2017, en el que la administración de Saracho informaba a la CNMV de que se habían concedido 400 millones en créditos a minoristas para que acudiesen con ese dinero a la ampliación de capital acometida por Ron, él negó que se dieran instrucciones en ese sentido. Sobre las tasaciones de activos inmobiliarios y contra lo que dijo en un informe el Banco Central Europeo, Ron resaltó que estaban realizadas en más del 90 % de los casos por entidades registradas en el Banco de España o por expertos internacionales.

Réquiem por el Banco Popular

Ana Balseiro

El Santander completa la integración y finiquita una entidad con un siglo de historia

Dos años, un mes y una semana después de su caída y venta exprés al Santander -al precio simbólico de un euro y con una ampliación de capital de 7.000 millones para digerirlo-, el Banco Popular ha pasado definitivamente a ser historia. La entidad cántabra anunció que el pasado fin de semana había completado con éxito la integración tecnológica de las casi 1.600 oficinas del Popular, migrando a 3,5 millones de clientes sin cambiarles su número de cuenta o sus tarjetas y otros 15,2 millones más de contratos. El proceso de integración de la red -que requirió 1,6 millones de horas de desarrollo de software y más de 60.000 pruebas-, comenzó precisamente en Galicia en el mes de noviembre y concluyó en Andalucía, se realizó por oleadas y supone el entierro definitivo de la enseña Popular (y Pastor, la marca con la que operaba en Galicia tras su adquisición, en el 2012).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ángel Ron acusa a Saracho de quebrar el Popular y de sucederlo en la presidencia del banco solo para venderlo