Costas deja Barreras con 100 millones de agujero en el crucero de Ritz Carlton

Pone a la venta su 25 % y sale forzado por Pemex de un astillero asfixiado en deudas


Vigo

No es que a Pemex le importe mucho el futuro de Hijos de J. Barreras. Más que nada porque hace meses que decidió vender su parte del astillero. Pero The Ritz Carlton requirió su apoyo, y la petrolera mexicana hizo valer su mayoría accionarial (el 51 %) para desalojar de la presidencia a José García Costas y a su equipo de alta dirección.

La compañía estadounidense que ha acabado destituyendo a Costas es el mayor cliente del astillero, y se considera la principal víctima de una gestión fallida, que ha puesto en peligro no solo a la empresa naval, sino a la nueva división de cruceros creada por el gigante hotelero.

The Ritz Carlton Collection Yatch confió en Barreras para adjudicarle dos de los tres cruceros de lujo que componen esa nueva división. El astillero vigués presentó el presupuesto más competitivo y ganó el pedido. Pero las cuentas no estaban bien hechas, y con el paso de los meses, el primer buque ha ido generando sobrecostes y retrasos. La gota que ha colmado el vaso de la paciencia de Douglas Prothero, consejero delegado de la armadora, ha sido el resultado de las auditorías que encargó, y que elevan el coste necesario para finalizar la construcción del primer buque en más de 100 millones de euros, lo que supone un precio final de 340 millones (por unidad).

Prothero estuvo ayer en el astillero reunido con García Costas quien, según fuentes conocedoras de las conversaciones, habría ofrecido su 24 % de Barreras a The Ritz Carlton, a cambio de eludir responsabilidades. Siempre según estas fuentes, el 24 % de Albacora (el otro accionista, a parte de Pemex) también estaría a la venta. Pero la entrada de The Ritz Carlton no es una solución que haga viable el astillero, que adeuda ya más de 20 millones de euros a la industria auxiliar de la ría de Vigo; y que, además, tiene paralizada la construcción de dos buques por las deudas de la armadora Havila, que le debe a Barreras alrededor de 40 millones, y no acaba de resolver sus problemas financieros.

La operación de entrada en el accionariado de la compañía viguesa conlleva muchos riesgos que, según explican desde el entorno de The Ritz Carlton, el gigante de los hoteles solo estaría dispuesto a asumir con el aval de la Administración.

Operación rescate

Estas fuentes aseguran que el requisito ya consta en la Xunta, y que ha sido el propio Prothero el encargado de transmitirlo.

¿Accederá la Xunta a participar en un nuevo rescate de Barreras? Lo que manifiesta es su predisposición a colaborar «e apoiar un proxecto que sexa solvente e viable». Y desde el sector recuerdan que el Gobierno Feijoo ya ayudó a Barreras mediando con la petrolera Pemex en la adquisición del 51 % del astillero, firmada en el año 2013. Recuerdan también que a un par de kilómetros de distancia de Barreras, en Teis, está lo que queda de Vulcano, el astillero que ha entrado en liquidación, mientras su trabajadores siguen peleando por encontrar un inversor que reflote la empresa.

A la espera de próximos movimientos, lo cierto es que la semana que viene toca pagar a plantilla y acreedores y la banca ha decidido cerrar el grifo del crédito a Barreras e la insta a acometer una ampliación de capital.

Incertidumbre y desánimo

Con la amenaza de un preconcurso de acreedores a la vista, la plantilla de Barreras acogía ayer con incertidumbre y desánimo la nueva situación, que tiene en vilo a una decena larga de industrias auxiliares asfixiadas por falta de pago. Y todo a la espera de que Pemex y The Ritz Carlton designen un nuevo equipo de gestión.

Así se echa a perder una cartera de pedidos de 900 millones

M. S. Dopeso

La junta de accionistas de Barreras cesó a García Costas como presidente del astillero. A pesar de la cartera de pedidos, afronta momentos muy delicados por los sobrecostes, los retrasos y deudas con los proveedores

José García Costas pasará a la historia de Hijos de J. Barreras por haber sido el presidente que ha logrado contratar la mayor cartera de pedidos de un astillero privado español. Pero también por liderar una errática gestión que ha estado a punto de echar a perder contratos firmados por valor de 900 millones de euros.

Dicen los expertos del sector que si The Ritz Carlton tiene voluntad de acabar en Barreras sus pedidos, algo que a día de hoy es una incertidumbre, el astillero podría enderezar el rumbo, y no sería la primera vez.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Costas deja Barreras con 100 millones de agujero en el crucero de Ritz Carlton