Las hermanas Álvarez le ganan otra batalla judicial a sus tíos en la lucha por El Corte Inglés

El grupo se propone absorber Bricor, la filial de bricolaje y jardinería, como ya hizo con Hipercor


REDACCIÓN / LA VOZ

Nuevo revés judicial -y ya van cuatro- para los hermanos de Isidoro Álvarez, el último gran patriarca de El Corte Inglés. El Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid ha desestimado la demanda interpuesta por César y María Antonia Álvarez contra sus sobrinas Marta y Cristina, hijas adoptivas del empresario ya fallecido, por presuntamente vaciar la sociedad IASA -dueña del 22 % de El Corte Inglés- a sus espaldas mediante una reducción de capital, de 121 millones a 50.000 euros.

Además de solicitar la nulidad de la junta en la que se acordó la operación, celebrada a principios de septiembre del 2006, pedían que se condenase a Marta Álvarez -nueva presidenta de El Corte Inglés- y a su hermana Cristina a restituir a IASA el valor económico correspondiente, así como al pago de los intereses y costas asociados al proceso. En la sentencia, el juez desestima las pretensiones de los demandantes -a los que ha condenado en costas- por entender que ambos tenían previo conocimiento de lo que luego sería el contenido de la junta de IASA, por lo que «no pueden alegar el carácter sorpresivo de los acuerdos allí adoptados».

Entre los puntos del orden del día de aquella junta figuraban reducciones de capital en sociedades vinculadas al grupo como Fuentelamora, Patrimonial Zurbarán o Astural Caza Menor. La herencia de Isidoro Álvarez recogía, a favor de María Antonia -madre del expresidente de El Corte Inglés Dimas Gimeno- el 50% de las propiedades de Astural en Asturias, el dominio de una vivienda en el paseo de la Castellana y de cinco plazas de garaje en Madrid, 10 millones en depósitos de El Corte Inglés y el 9,016 % de IASA. En el caso de César Álvarez, la herencia incluía otro 50 % de las propiedades de Astural en Asturias, el 50 % de la sociedad Móstoles Industrial y otro 9,016 % de IASA.

Por otra parte, el consejo de administración de El Corte Inglés propondrá a la junta de accionistas que se celebrará el próximo 25 de agosto la aprobación de la fusión por absorción de Bricor, la línea de negocio dedicada al bricolaje y la jardinería del gigante de la distribución. Bricor tiene centros dentro de los grandes almacenes, pero también dispone de tiendas independientes.

La operación sigue la estela de la que ya aplicó el grupo en el 2017 con Hipercor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las hermanas Álvarez le ganan otra batalla judicial a sus tíos en la lucha por El Corte Inglés