Textil y moda tiran los precios para salvar una primavera negra en Galicia

Buscan liquidez dando salida a colecciones enteras sin vender rebajadas hasta el 50 %


vigo / la voz

El negocio gallego del textil y complementos y la industria de la moda en general no recuerdan pasar tanto frío como esta primavera que ahora, por fin, parece que empieza a calentar.

Desde que las colecciones comenzaron a llegar a las tiendas a finales de febrero hasta estos días, en que asoman los primeros rayos de sol desde hace muchas semanas, las terminales de cobro apenas han registrado operaciones suficientes para pagar gastos corrientes.

«Está siendo el peor arranque de campaña que recuerdo desde la crisis», afirma Elba, la encargada de un negocio de calzado deportivo situado en Príncipe, en plena milla de oro del comercio vigués, en donde las ofertas especiales (mid season, o mitad de temporada) llegan al 50 %.

Siguiendo la ruta de compras en dirección a Urzaiz, Calzedonia, Bimba y Lola, Adolfo Domínguez... es raro el comercio de moda que no luzca en el escaparate el reclamo de los descuentos que llegan ya al 50 %, cuando quedan casi tres meses para las rebajas de verano propiamente dichas. «La situación es crítica para muchos negocios que se han visto obligados a hundir sus márgenes para evitar entrar en pérdidas», aseguran desde la Federación de Comercio de Galicia, donde carecen de cifras para un primer balance.

Mal tiempo... y mala cara

Pero en el conjunto de España, en donde la situación no va mucho mejor, sí las hay, y confirman que las ventas no han dejado de caer desde el inicio del año. Los últimos datos del indicador del comercio de moda, elaborado a partir de datos de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), confirman que, en el primer trimestre, acumulaban un descenso del 5,7 % respecto al mismo período del año anterior.

La cosa ya venía mal de la temporada otoño-invierno, según explica un empresario de la patronal textil gallega, que pide anonimato «porque a nadie le gusta decir que no está vendiendo», reconoce. «La meteorología adversa, con temperaturas por encima de la media en el arranque del invierno y más bajas de lo normal con la llegada de las colecciones de primavera a los establecimientos, así como la caída de las ventas en período oficial de rebajas, por las nuevas fórmulas de descuentos [en referencia a los de mid season], son algunos de los detonantes que nos han afectado negativamente», asegura el empresario. ¿Cuánto? Las mejores estimaciones no bajan de un 20 % menos de caja que el año pasado.

«Realizar descuentos en plena temporada lastra los márgenes y descalabra de manera irreparable el resto de la campaña», afirma Manuel García-Izquierda, presidente de la Confederación de Comercio. Pero no queda otra. «Ya no se trata de ganar dinero, sino de salvar el negocio», dicen desde el sector gallego.

Uterqüe inaugura su primera tienda de integración de personas con discapacidad

Uterqüe, la cadena de complementos de Inditex, ha abierto su primera tienda vinculada al proyecto For&From del grupo que preside Amancio Ortega, cuyo objetivo es ayudar a la integración de personas con alguna discapacidad.

La tienda, ubicada en el centro comercial The Style Outlets de San Sebastián de los Reyes (Madrid) y que será atendida por 16 personas, cuenta con una superficie de 313 metros cuadrados y está gestionada en régimen de franquicia social por la Fundación Prodi, según anunció el grupo en un comunicado.

Con esta nueva tienda, Inditex suma 14 centros For&From vinculados a seis de sus marcas y a Tempe, que diseña y comercializa el calzado y los complemento del grupo, que dan empleo a 167 personas.

Estas tiendas registraron un beneficio de 1,1 millones de euros en el 2017, lo que supone un aumento del 49 %, reinvertido al completo en las organizaciones sociales que gestionan dichos establecimientos. Asimismo, las ventas con productos de campañas anteriores a precios reducidos, alcanzaron los 9,5 millones de euros, un 33 % superiores. Por su parte, Uterqüe cerró el pasado ejercicio con una cifra de negocio de 97 millones de euros, frente a los 83 registrados en el 2016. A cierre del año fiscal (31 de enero del 2018), la compañía contaba con 90 tiendas repartidas por todo el mundo, doce más que en el año anterior.

La cadena más joven de la compañía gallega finalizó el 2017 con una subida del 16,9 % de sus ventas, el mayor ascenso interanual registrado entre todos los conceptos de la empresa. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Textil y moda tiran los precios para salvar una primavera negra en Galicia