El nuevo Plan Forestal tendrá una inversión de 600 millones

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

ECONOMÍA

XOSE CASTRO

La Xunta cierra con el sector una estrategia que prevé duplicar las talas de madera dentro de veinte años

13 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La Xunta prometió que esta sería la legislatura del rural. Y el Plan Forestal de Galicia (PFG), una estrategia que nació en 1992 y que se recupera ahora después de muchos años de incumplimiento, será uno de los pilares. El Gobierno gallego tiene perfilado ya el documento, debatido con el sector y que se analizará el próximo lunes en el Consello Forestal, el órgano de interlocución entre Medio Rural y los agentes de la cadena. Para aplicar las medidas y las inversiones, el plan tendrá una inversión de 600 millones hasta el 2022 (115 el próximo 2018), dinero que saldrá de la UE y de los recursos del Estado y de la propia Xunta. He aquí los principales ejes del documento oficial.

repoblaciones

Nuevas plantaciones

La estrategia plantea incrementar la superficie arbolada en 125.000 hectáreas en 20 años. Estas repoblaciones se repartirán a partes iguales entre pinares (con fines productores o protectores) y frondosas caducifolias para la mejora y conservación de la biodiversidad. Se limita la expansión del eucalipto. En 1992 se preveía que la superficie de esta especie alcanzaría las 250.000 hectáreas en 40 años, y a día de hoy hay ya 288.000. Así, el plan establece que «quedan prohibidas as reforestacións e as novas plantacións intercaladas co xénero Eucalyptus naquelas superficies poboadas por frondosas caducifolias, mesmo con posterioridade ao seu aproveitamento ou á súa afectación por un incendio forestal». El objetivo del PFG es, en 20 años, superar el millón de hectáreas de monte productivo.

más tamaño

Mejorar la eficiencia

En Galicia se cortan en la actualidad, de media, 7,5 millones de metros cúbicos anuales de madera. Más de la mitad de la materia prima de España proviene de esta comunidad. La Xunta y el sector plantean que las talas se sitúen en el los 16 millones de metros cúbicos en el horizonte del 2038. El margen de mejora de las masas forestales productivas no vendría tanto de ampliar la superficie como de mejorar la existente, es decir, de producir más y mejor madera con una gestión forestal más eficiente. Para ello es necesario romper la estructura minifundista de la propiedad y contar con explotaciones más grandes, donde sea más rentable cortar madera. El objetivo del PFG es contar dentro de 20 años con 200 sociedades de fomento forestal (Sofor) -una figura mercantil para unir parcelas- que agrupen 40.000 hectáreas. Hasta el momento, solo se han creado cinco, que suman, entre todas, 750 hectáreas. Y eso que este instrumento está en la ley del 2012.