El plan Montoro inquieta a la Xunta

Facenda entiende que eximir del pago de intereses a las comunidades que se acogieron a Fondo de Liquidez penaliza a las autonomías cumplidoras


Santiago / La Voz

El Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) fue impulsado por el Gobierno central en el 2012 como mecanismo para permitir la financiación de las comunidades que tenían dificultades de acceso a los mercados. Era el peor momento de la crisis. Nueve autonomías no tuvieron más remedio entonces que acudir a él. Pero jamás imaginaron que aquello les saldría a interés cero. Esa es la controvertida propuesta que hoy, víspera de Nochebuena, lleva el ministro Cristóbal Montoro al Consejo de Política Fiscal y Financiera: rebajar del 1 % actual -ya reducido anteriormente- al 0 % los intereses de la deuda acumulada con el Estado por las comunidades que se acogieron a este mecanismo, y también de las que lo hagan en el futuro.

El pasado jueves, tras la reunión del Consello de la Xunta, Feijoo deslizó cierto malestar con esta iniciativa. «Si ahora hay nuevos planteamientos que benefician a las comunidades incumplidoras, plantearemos medidas similares para las que somos cumplidoras», dijo el máximo mandatario gallego.

De consolidarse la condonación de los intereses con carácter retroactivo se daría la paradoja de que habrá comunidades, mucho peor saneadas, que saldarían su deuda sin coste, mientras Galicia, por ejemplo, le seguiría pagando a los bancos en función de las exigencias de los inversores. En noviembre, la Xunta cerró una emisión de 500 millones al tipo más bajo de su historia, el 1,37 %, un interés favorable, pero mucho peor que cero.

Facenda está a la espera de conocer la letra pequeña de una propuesta que invita a las comunidades que se no se acogieron al FLA a utilizar en el futuro este mecanismo sin interés. Una opción que la Xunta no baraja si como contrapartida se pierde autonomía financiera. Pero esa es una de las incógnitas que se despejarán hoy durante la reunión del Consejo. Por ahora, de una u otra forma, algunas comunidades han expresado su malestar con los nuevos planes de Montoro, entre ellas Madrid, Aragón, Castilla y León y La Rioja.

El hecho de que el año 2015 sea electoral también ha desencadenado algunas suspicacias, pero el propio ministro, el pasado viernes, atribuyó esta ayuda a las comunidades del FLA -todavía sin cuantificar- a las mejores condiciones a las que se financia ahora el Tesoro español. Un cambio que, según Hacienda, beneficia a todas las autonomías, al mejorar las condiciones de financiación. Una línea argumental que se sostiene de cara al partido que se juega en el futuro, pero que difícilmente es defendible si hay exención retroactiva de los intereses. Dicho de otro modo: se cambiarían las reglas del juego de un encuentro que ya ha acabado.

Cataluña es la comunidad que más dinero ha recibido en tres años de existencia del FLA: 24.757 millones de euros. La supresión de intereses le supondría un ahorro de casi 800 millones de euros. Y otro tanto cabe decir de Valencia y Andalucía, entre otros ejemplos.

La propuesta de Montoro que hoy debatirá el Consejo de Política Fiscal y Financiera llega en un momento en el que hay advertencias de que, en el 2015, hasta ocho comunidades podrían incumplir el objetivo de déficit, un riesgo que no afectaría a Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El plan Montoro inquieta a la Xunta