Montoro miente

Manuel Lago
Manuel Lago EN CONSTRUCCIÓN

ECONOMÍA

29 jun 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Lo que dijo el ministro Cristóbal Montoro en la presentación del techo de gasto para el año 2015 es falso: el gasto en desempleo no baja porque haya menos parados, lo hace porque han empeorado su protección. No hay menos personas sin trabajo, sino que hay menos parados que cobran prestaciones por desempleo. Los datos del Servicio Público de Empleo demuestran que la tasa de cobertura ha caído más de 20 puntos en los últimos años: en el 2009, de cada 100 parados, 80 cobraban prestaciones y ahora solo 56. El sistema ha dejado sin cobertura a muchas personas reduciendo el número de beneficiarios, de parados protegidos.

Y lo ha hecho de dos formas. La primera por el agotamiento de las prestaciones, porque ya hay muchos parados, el 65 %, que llevan más de dos años en esa situación, momento a partir del cual agotan sus subsidios, pasan a las asistenciales si tienen derecho y después a la nada. La segunda razón son los recortes en las prestaciones por desempleo que realizó el Gobierno del PP con el real decreto ley 20/2012 de 13 de julio del 2012, que, además de reducir la cuantía de la prestación del 60 al 50 % -lo que equivale a un recorte del 17 %-, restringió el acceso a los subsidios con diferentes fórmulas.

Menos tasa de cobertura

El resultado de ambos efectos es demoledor: hay 340.674 beneficiarios menos que hace un año y la tasa de cobertura ha vuelto a bajar otros 6 puntos. Menos protección y de peor calidad porque el número de los que cobran la prestación contributiva se redujo en 427.000 personas, y solo suben los que cobran la renta activa de inserción, de tal forma que el gasto medio por beneficiario ha bajado el 8 % en el último año.