Banesco solicitará a Bruselas que dé por concluido el ajuste en NCG

Descarta más recortes aparte del ERE en vigor, que tratará de aplazar

Escotet, primero por la izquierda, con Javier Etcheverría y Francisco Botas, del Etcheverría; y Óscar Doval, de Banesco Venezuela.
Escotet, primero por la izquierda, con Javier Etcheverría y Francisco Botas, del Etcheverría; y Óscar Doval, de Banesco Venezuela.

Redacción / La Voz

El objetivo era ganarse la confianza de la plantilla. Y el objetivo se ha cumplido. La primera reunión del nuevo propietario de NCG, el Banco Etcheverría-Grupo Banesco, con los representantes de los trabajadores dejó ayer un poso de tranquilidad que ya no se recordaba. Tal vez porque también fue la primera vez desde el 2010 (año de la fusión de las cajas), y tras cuatro expedientes de regulación de empleo (ERE) consecutivos y 3.269 bajas, en que los sindicatos salieron de un encuentro con la dirección con el compromiso de que no habrá más recortes de plantilla, y la promesa de que se acudirá a Bruselas con una propuesta ya cerrada de aplazamiento del último ERE, el que está en vigor. Ese expediente contempla la salida, todavía, de unos 400 empleados más hasta diciembre del 2015.

Durante dos horas, el presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet; el que será presidente de la nueva entidad, Javier Etcheverría; y su consejero delegado, Francisco Botas, trasladaron el proyecto de Banesco a los sindicatos con representación en la entidad: CC.?OO., Csica, UGT, CIG, ASCA y CGT. También acudió Óscar Doval, director general de Banesco en Venezuela, otro hombre de confianza de Escotet y que podría jugar un relevante papel en la nueva dirección o en el consejo.

Fue una reunión que ambas partes calificaron como «muy cordial». Para los sindicatos fue incluso una cita «ilusionante» por la oferta de diálogo y consenso ofrecida, y por el compromiso de defender el empleo y la galleguidad de la marca. «Consideran que con el ERE que está en vigor será suficiente, y reconocen la situación de falta de personal en oficinas, pero también son prudentes porque de momento no es posible avanzar sus planes hasta que Bruselas se pronuncie», relató Carlos Peso, representante de Csica.

«Las sensaciones son buenas, nos han dicho que cuentan con la plantilla como capital humano. Hacía tiempo que no lo escuchábamos», explicaba un satisfecho José Ramón del Pliego, de UGT. Para Luis Mariño, representante de CC.?OO., fue una primera toma de contacto positiva. «Se nos pidió tiempo para presentar un plan de negocio creíble ante las autoridades europeas», explicó. El portavoz de la CIG, Clodomiro Montero, agradeció que Banesco haya comprometido a estudiar el aplazamiento de las medidas «máis lesivas» del ERE.

NCG emitió también su valoración. «Se ha reiterado el compromiso de mantener la gestión, la sede y la obra social en Galicia, así como el empleo», dijo en un comunicado. «Es el inicio de unas relaciones muy cordiales con los sindicatos», manifestó igualmente satisfecho Javier Etcheverría.

El portavoz nacional del BNG, Xabier Vence, recordó ayer a Banesco su compromiso firme con el mantenimiento de las plantillas, el crédito a pequeñas y medianas empresas y la devolución de los ahorros a los preferentistas, que ayer se volvieron a concentrar. En la misma línea, el líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, aseguró que estará atento a si el nuevo dueño «ven para dar crédito, como resolve o das preferentes e como afecta ás oficinas e aos traballadores».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Banesco solicitará a Bruselas que dé por concluido el ajuste en NCG