La Fiscalía cree que una comisión de la caja gallega validó los blindajes

El juez revisa todas las actas previas de Caixanova para hallar el origen de las indemnizaciones

Fernández Gayoso, presidente de Caixanova y posteriormente copresidente de Novacaixagalicia.
Fernández Gayoso, presidente de Caixanova y posteriormente copresidente de Novacaixagalicia.

redacción / la voz

El revolcón que ha dado el caso de las millonarias indemnizaciones en Novacaixagalicia -la caja que salió de unir Caixa Galicia y Caixanova- con la imputación de cuatro consejeros más, tiene su origen en la Fiscalía Anticorrupción. Es el mismo órgano del que partió, hace casi dos años, toda la investigación de estos blindajes, y que provocó que se encausara a Julio Fernández Gayoso, José Luis Pego, Javier García de Paredes, Óscar Nelson Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán.

Según tres fuentes judiciales diferentes, Anticorrupción presentó hace ya dos semanas una nueva querella pidiendo la imputación de todos los miembros que estaban en el 2010 en la comisión de retribuciones y nombramientos de Novacaixagalicia. Lo hizo al entender que este departamento había dado validez a los contratos procedentes de Caixanova para tres directivos (Pego, Gorriarán y Estrada), y también al nuevo para Javier García de Paredes. Los miembros de esa comisión eran los consejeros Mauro Varela, Salvador Fernández Moreda, Alfonso Zulueta de Haz y Pilar Cibrán. Los cuatro ya están citados por el juez Ismael Moreno como imputados. Recibieron la citación entre el martes y el jueves de esta semana, y tendrán que acudir este mes al Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

En esa comisión de retribuciones también estaba Fernández Gayoso, previamente imputado, y un secretario sin voto, y por ello al margen.

El núcleo de la caja

La decisión del juez de ampliar el marco de actuación supone llegar al núcleo de Novacaixagalicia: están imputados los dos copresidentes, dos vicepresidentes y la vicesecretaria del consejo. Podría incluso haber más encausados. Este nuevo procedimiento no guarda relación con los documentos que en septiembre recibió el juez procedentes del Banco de España y de la dirección de seguros.

Mientras se espera por esas citaciones, la investigación del juez Ismael Moreno y de la propia Fiscalía sigue su curso. Y se centra ahora, según las mismas fuentes judiciales, en la actuación en Caixanova previa a la fusión. Los investigadores están revisando todas las actas y acuerdos de comisiones y consejos para encontrar el origen de los millonarios contratos de Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada, los que posteriormente tuvieron continuidad en Novacaixagalicia, sin tener que pasar por ninguna revisión del Banco de España o de la Xunta.

El cuarto contrato

¿Por qué no se revisa en Caixa Galicia, de donde era García de Paredes? Porque desde esta entidad no se pasó a la caja fusionada ningún contrato de alta dirección. El de García de Paredes fue un acuerdo nuevo, firmado en diciembre del 2010 ya en la caja gallega fusionada, y, según, varias fuentes, acorde a la nueva situación de la entidad: acababa de recibir 1.162 millones en ayudas. Su liquidación, además, la hizo NCG Banco, no la caja.

La revisión de los acuerdos y documentos de Caixanova puede retrotraerse 14 años atrás, cuando nació oficialmente esa marca (producto de la fusión de las entidades de Vigo, Ourense y Pontevedra). Fue entonces cuando -según documentación remitida al juez- se suscribieron los primeros contratos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

La Fiscalía cree que una comisión de la caja gallega validó los blindajes