Todavía hay partido


Julio Fernández Gayoso jugó un buen partido en su vida profesional, pero decidió ir a la prórroga y perdió; si se hubiese jubilado hace diez años, su imagen sería hoy otra. Pero aún se puede hablar de una banca gallega. Tras la desaparición de los jugadores tradicionales, la responsabilidad recae en nuevos ejecutivos, con perfiles más adecuados a los tiempos, lo que nos da una opción de esperanza. Y no solo en Novagalicia Banco, también en las otras pequeñas entidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Todavía hay partido