Inditex bate la crisis aumentando su beneficio hasta 1.314 millones

La acción se disparó nada más conocerse los resultados, para cerrar la sesión con un alza del 3,47%


No era previsible. Sin embargo, Pablo Isla, consejero delegado y vicepresidente de Inditex, presentó ayer unos resultados que batieron todos los pronósticos de los analistas. En su año fiscal (del 1 de febrero del 2009 hasta el pasado 31 de enero) la compañía logró facturar 11.084 millones de euros (un 7% más que un año antes), un beneficio neto de 1.314 millones (5% más) y su generación de caja fue de 2.380 millones de euros, la mayor de todas las compañías de la Bolsa española. Son precisamente esos fondos los que, de acuerdo con Isla, le permitirán a Inditex distribuir el mayor dividendo de su historia: 748 millones (casi el 57% del beneficio) -1,20 euros por acción-, un 14% más que en el ejercicio precedente. Nada más conocerse los resultados, la acción comenzó a escalar posiciones hasta cerrar en 48,54 euros (un 3,47% más) en una jornada en la que Amancio Ortega ganó 1.046 millones gracias a la revalorización y el dividendo que obtendrá por el 59,29% de los títulos de la empresa que controla. Inditex cerró el año de la crisis con un nivel de ventas estable tanto en el mercado español como en tiendas comparables (las que llevan abiertas al menos un año), por lo que el incremento de ingresos procede de la expansión. Al cierre del ejercicio, Inditex tenía 4.607 tiendas en 74 países, de las que 343 son nuevas. El 95% de la nueva superficie se localizó en el mercado internacional, lo que supuso abrir establecimientos en 46 países.

Potencial de crecimiento

Tras negar que la compañía pudiese ser considerada como uno de los baremos para medir la evolución del consumo, ya que ligó su evolución al particular modelo de gestión, Pablo Isla destacó varias veces a lo largo de su intervención el «enorme» potencial de crecimiento de la compañía, que mantiene una apuesta decidida por los mercados de Europa y Asia, continente este último donde se concentrará más del 40% de la nueva superficie comercial. La textil gallega abrirá este año entre 365 y 425 tiendas, y ya ha inaugurado las primeras en Kazajistán y Bulgaria. Sin embargo, el mercado más relevante desde un punto de vista estratégico será el de la India, donde se adentrará a partir de mayo de la mano del gigante local Tata, con puntos de venta en Nueva Delhi y Bombay. La inversión prevista para el 2010 se sitúa entre 570 y 600 millones de euros.

Y es que fue en los mercados internacionales donde el grupo obtuvo un 68% de sus ingresos, un porcentaje destacado por los responsables de la compañía y que choca con la «dependencia» del mercado nacional que le achacan algunos analistas. Pese al peso que está adquiriendo en continentes más lejanos, la multinacional mantiene estable el esquema de producción: 65% en proximidad (España, Portugal, Marruecos y Turquía) y el 35% restante en Asia. Y, de acuerdo con Isla, ese reparto se mantendrá porque es la base de su estrategia: tomar las decisiones de producción en el último momento, dando una respuesta ágil a las exigencias del mercado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Inditex bate la crisis aumentando su beneficio hasta 1.314 millones