El Gobierno eleva la tarifa de gas natural para los hogares un 4,8%

Genaro Morán

ECONOMÍA

El ministerio anuncia que los precios volverán a ser revisados en abril y junio si la materia prima sube más de un 2%

27 dic 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

El gas también será más caro en el 2008. La Comisión Nacional de la Energía (CNE) aprobó en su último consejo, celebrado el pasado día 21, el borrador de orden sobre tarifas gasistas elaborado por el Ministerio de Industria, que incluye una subida del 4,84% para los consumidores domésticos del tramo de entre 5.000 y 50.000 kilovatios hora al año, en el que se inscriben la mayor parte de los hogares españoles.

El incremento sobrepasa en más de ocho décimas el dato del IPC anual, y es también muy superior al previsto para la electricidad -3,3%-, pese a que este mercado arrastra desde hace años un grave problema de déficit tarifario.

Según la orden del departamento que dirige Joan Clos, el coste del gas natural para los consumidores domésticos quedará fijado desde el próximo martes 1 de enero en 44 céntimos de euro por kilovatio hora. Los hogares que tengan un consumo inferior a los 5.000 kilovatios hora anuales pagarán, por su parte, 51 céntimos, un 4,93% más que hasta ahora.

El aumento para la mayor parte de las pequeñas y medianas empresas consumidoras de gas -aquellas que gastan entre 50.000 y 100.000 kilovatios hora al año, caso, por ejemplo, de un restaurante de tamaño medio- será del 4,4%, hasta los 34 céntimos, mientras que las pymes de mayor consumo -un hotel o un hospital- abonarán 32 céntimos, un 4,17% más que hasta ahora.

Fuentes del Ministerio de Industria explicaron que estas cifras fueron calculadas de acuerdo con unas fórmulas que incluyen, entre otros aspectos, el precio de la materia prima. Las mismas fuentes explican que la tarifa volverá a ser revisada en los mese de abril y junio, siempre que la oscilación del coste de la materia prima supere el 2%.

La orden del departamento que dirige Joan Clos diseña, por otra parte, una estructura de aprovisionamiento de gas en la que la mayor parte del consumo, un 75,7%, será materia prima procedente de Argelia, mientras que otro 20,3% será suministrado por el denominado mercado spot de gas natural licuado, y el 4% restante, por contratos a largo plazo de gas natural licuado.

Con el comienzo del año entrará también en vigor el sistema de tarifa de último recurso, al que podrán acogerse la mayor parte de los consumidores (todos aquellos que estén conectados a gasoductos cuya presión sea inferior o igual a cuatro bar).

A partir del 1 de julio del próximo año, a este requisito habrá que añadir que el consumidor tenga un gasto inferior a tres gigavatios hora al año. Quienes superen ese tope deberán acudir al mercado liberalizado. El proceso de adaptación al mercado finalizará el 1 de julio del 2010, fecha en la que solo se considerará consumidores de último recurso aquellos que demanden menos de un gigavatio hora al año.

En su informe, la CNE discrepa de la propuesta de Industria, al considerar que «adolece de graves defectos», puesto que «no determina la tarifa de último recurso», sino que «establece la tarifa de venta que transitoriamente han de aplicar los ?distribuidores».