Bruselas abre el debate de los «lobbies»

ECONOMÍA

La Comisión Europea quiere incluir en un registro a los 15.000 profesionales que trabajan en los grupos de interés

04 nov 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

Nadie en su sano juicio admitiría en España que su trabajo consiste en cobrar de las multinacionales para hacer pasillo con los políticos e influir en sus decisiones a favor de sus intereses. Los conseguidores o comisionistas siempre han existido, pero ninguno de ellos lleva su profesión inscrita en el DNI. En Bruselas, los lobbistas son legión y no se esconden. Se calcula que al menos 15.000 profesionales trabajan en la capital europea en grupos de interés, organismos encargados de defender los intereses de todas las partes afectadas -estados, empresas, consumidores, oenegés...- por la legislación europea.

La Comisión Europea (CE) ha puesto en marcha una iniciativa para arrojar más luz al trabajo de estos profesionales. El sector ha reaccionado a la defensiva, pues aseguran que, pese a la idea generalizada de que Bruselas no es transparente, la realidad demuestra lo contrario. La iniciativa, auspiciada por el comisario de Asuntos Administrativos, Siim Kallas, ha servido para abrir el debate sobre los grupos de interés. ¿Qué hacen? ¿Quiénes son? ¿Quién les paga? ¿Cuál es su importancia en la construcción europea? En definitiva, ¿qué es hacer lobbying ?

Se podría hablar de que en la capital comunitaria conviven seis categorías de grupos de interés. En primer lugar, las grandes multinacionales tienen en Bruselas sus oficinas políticas o de public affairs . Éstas, a su vez, están organizadas en asociaciones patronales, tanto generales como sectoriales, que defienden intereses conjuntos. Las oenegés, los sindicatos y las asociaciones de consumidores también tienen oficinas de lobbying en Bruselas, así como buena parte de las regiones de la UE. De forma paralela existen consultoras privadas que tienen como clientes a todos los actores anteriores.