Aumenta la demanda para instalar ascensores en viejos edificios de Lalín

El Concello tramita seis solicitudes tras tres desistimientos de licencia de obras


Lalín / la voz

En unas fechas poco propicias para la construcción, las licencias de obra que tramitan los ayuntamientos se centran más en reformas y remodelaciones de edificios ya construidos que en obra nueva. En el Concello de Lalín se registra un incremento de demanda la instalación de ascensores en edificios de cierta antigüedad que carecen de un elemento de confort en unos casos, e imprescindible en otros cuando hay personas mayores o con movilidad reducida en pisos altos.

En la actualidad, el área municipal de Urbanismo tramita seis solicitudes para la instalación de ascensores. Carlos Durán, de Arco Consultora Técnica y Proyectos, explica que la mayoría de edificio que superan los 20 años de antigüedad en Lalín carecen de ascensor, y ahora las comunidades de propietarios buscan suplir esa carencia. En primer lugar porque facilita su vida diaria, y además por una circunstancia económica: «Revaloriza moito o piso, tanto para o aluguer como para unha posible venda», destaca. En algún caso de los que lleva su consultora ?son seis en tramitación y un séptimo en estudio? reside alguna persona mayor que lo precisa, pero no es la circunstancia determinante para instalar el ascensor.

Diferente fue un caso sucedido hace tres años, en otro edificio en cuyo quinto piso residía una persona de edad: «Era unha urxencia instalalo, pero toda a comunidade se puxo de acordo para poñelo», explica.

Durán explica que las solicitudes se efectúan para edificios multifamiliares, en la mayoría de los casos de bajo y tres plantas, o bajo y cuatro plantas. Son edificios situados en el casco urbano, incluso en uno de los casos situado al pie del Camiño de Inverno, por lo que tramita en paralelo una solicitud de ayuda autonómica para acometer reformas.

Urbanismo indica que tramita seis solicitudes de ascensor. Alguna de ellas se retomó tras el desistimiento en tres casos, aprobado la pasada semana en junta de gobierno local. Un desistimiento que ponía fin a discrepancias técnicas con el departamento municipal de Urbanismo, que fue respaldado por un informe jurídico, por lo que alguna comunidad empezó de nuevo la tramitación con solicitud de nueva licencia de obras.

Destinan 17.545 euros a Renta Brain para asesorar en contratos con fondos europeos

El gobierno local de Lalín acaba de aprobar un contrato de asesoramiento normativo en materia de contratación, especialmente en contratos relacionados con la gestión de fondos europeos del Concello, por el que abonará 17.545 euros a firma Renta Brain. El plazo de adjudicación es de cinco meses, y el desarrollo de la Edusi está detrás de este asesoramiento especializado, ya que Alcaldía y Contratación indican que precisan dotarse de él «co obxecto de garantir o cumprimento dos prazos fixados na normativa en vigor», ante la necesidad de completar los cada vez más numerosos requisitos que marcan la legislación y gestión de fondos comunitarios.

Plan informático

Por otra parte, el gobierno local de Lalín adjudicó a Idom, por importe de 17.666 euros otro contrato, en este caso de puesta en marcha de las actuaciones ligadas al plan de transformación digital de Lalín 2019-2022. El departamento de Informática sostiene que en este primer cuatrimestre del 2020 pretende disponer de una revisión y actualización del plan, poniendo en marcha nuevas actuaciones que continúen con el proceso de transformación iniciado.

Idom dará apoyo técnicamente en actuaciones prioritarias en marcha, como la vídeo-acta, calle inteligente o la actualización del contrato de comunicaciones del Concello. También actualizará necesidades y definirá actuaciones que se pondrán en marcha en función de la disponibilidad de fondos ?propios, de otras administraciones o de cofinanciación europea?.

El Colegio de Aparejadores, contra las restricciones que fija Lalín

Uno de los principales motivos que ha llevado a los tres desistimientos de la solicitud de licencia para la instalación de ascensores en otros tantos inmuebles del centro urbano de Lalín es que los proyectos visados estaban firmados por un aparejador, y los servicios técnicos municipales consideran que es insuficiente por ser una obra de ampliación de nueva construcción. Por ello apuntan que la documentación es incompleta y requieren un proyecto firmado por un arquitecto, visado por el correspondiente colegio profesional, así como distintas memorias, número de predio registral y el compromiso de dirección de obra por parte de un arquitecto, y de dirección de ejecución a cargo de un aparejador.

Son unos requisitos que se consideran un tanto exagerados por parte de quien solicitó las licencias de obra, pero también desde el Colegio de Aparejadores que presentó ya un escrito ante el Concello de Lalín por esta cuestión. Carlos Durán añade que desde el gabinete jurídico del Colegio de Aparejadores se prepara una nueva demanda ante el Concello en esa línea, porque existen sentencias judiciales que apuntan la competencia de los aparejadores para ese tipo de obras, así como precedentes de otros ayuntamientos donde aceptan proyectos como los que rechazan en Lalín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Aumenta la demanda para instalar ascensores en viejos edificios de Lalín