Fomento considera viable dotar de una estación del AVE a Lalín

El Gobierno central afirma que resulta técnicamente posible y habla de dos alternativas diferentes, en la respuesta a una pregunta del PNV en el Senado


Lalín / la voz

En diciembre del 2011 entraba en servicio el corredor ferroviario de alta velocidad entre Ourense y Santiago. Una obra que repercutió durante años en la economía local pero generó fuerte impacto social, con centenares de hectáreas expropiadas, viviendas y explotaciones agrarias desaparecidas, cambios de trazados de viales, manantiales afectados,... Los trenes comenzaban así a discurrir por los aproximadamente 36 kilómetros de trazado a su paso por Deza y A Estrada. Sin ninguna parada, pero con gestiones que de forma periódica y con innegable trasfondo político -en especial en campaña electoral- saltaron ya tiempo antes para reivindicar un apeadero en Botos que posibilitase utilizar trenes lanzadera Avant.

La respuesta del Gobierno central a una pregunta presentada en el Senado por José María Cazalis, del grupo parlamentario vasco EAJ-PNV, devuelve a la actualidad la reclamación liderada en su momento por José Crespo desde la alcaldía de Lalín. Y que repitió en su actual labor como presidente de la comisión de Fomento en el Senado. En ella el Ministerio de Fomento habla de una estación en lugar de un apeadero y para la que ya se redactó un estudio de viabilidad.

Cazalis preguntaba por escrito en la Cámara por los plazos con que trabajaba el Gobierno central para la «licitación, construcción y puesta en servicio del apeadero de pasajeros del AVE en el municipio de Lalín (Pontevedra) anunciado por la ministra de Fomento en diciembre de 2015». La respuesta no incide en plazos pero supone un avance significativo. El citado estudio de viabilidad de la estación de Lalín en la línea de alta velocidad Ourense-Santiago ya está finalizado y «técnicamente es viable» disponer de esas instalaciones.

El estudio que por el momento no se ha hecho público desde el ministerio analiza, según la respuesta remitida al Senado, «todas las actuaciones precisas para la construcción de una estación en Lalín, así como las implicaciones que la nueva estación y las instalaciones anexas a la misma puedan tener sobre la explotación de la línea entre Ourense y Santiago». Sí se desveló que existen dos alternativas para esa actuación, que afecta de forma significativa a la inversión necesaria para su ejecución.

El coste estimado por Fomento fluctuaría de esta forma entre los 4,5 y los 9 millones de euros. En todo caso por encima de estimaciones iniciales cuando el posible apeadero era una reivindicación desde el gobierno lalinense en mandatos precedentes del PP. Todo apunta a que la primera posibilidad, la más económica, podría aprovechar el Puesto de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes (PAET) habilitado en el trazado del AVE en la zona de O Porto, en Botos.

El proyecto de ese PAET se había recortado en su momento, al estar previstas cuatro líneas, con dos principales y otras tantas auxiliares, ejecutándose tan solo las primeras. Dotar por tanto de dos vías laterales a aproximadamente un kilómetro de trazado, junto con catenarias y cambios de señalización además del propio edificio de la estación, sería la opción más económico. La más cara, donde se barajaría esa cifra de 9 millones de euros, implicaría previsiblemente dotaciones específicas en otro punto.

¿Y la financiación? La respuesta al senador vasco resulta elusiva: «Las previsiones serán recogidas en los Presupuestos Generales del Estado».

La zona se quedó sin servicios ferroviarios, con Botos casi cerrado en la práctica

El paulatino recorte de servicios ferroviarios en Lalín se agudizó con la entrada en funcionamiento del AVE. Cada vez menos líneas con parada en la estación de Botos. Entre los últimos datos estadísticos conocidos, los poco más de trescientos pasajeros que utilizaron estas instalaciones en el 2016, cuando cinco años antes habían sido 3.900. En la práctica está casi cerrada y convertida en apeadero. La posibilidad de recuperar servicios suena a entelequia en esas dependencias.

La dotación de una nueva infraestructura para dar servicio a 45.000 potenciales usuarios de Lalín y su entorno generó ya desde mociones aprobadas en pleno a mucho debate político local. La promesa de Ana Pastor en el 2015, a la que alude la pregunta en el Senado, no fue la primera. Ya hubo buenas palabras desde Fomento con el entonces alcalde popular, José Crespo, quien siempre la tuvo entre sus prioridades para contar con conexión ferroviaria rápida con Santiago y Ourense.

Ya como senador Crespo insistía hace menos de un año en que sus prioridades seguían siendo el apeadero del Alvia (reconvertido ahora al menos sobre el papel en estación por parte de Fomento) y que la autovía Pontevedra-Lalín-Lugo tomase forma.

Desde el actual gobierno local la opción apeadero estuvo en la agenda con el Adif o en la reunión del regidor en el 2015 con Ana Pastor en Pontevedra. Pero sin hacer especial hincapié al considerar más necesarios otros proyectos. Incluso Cuíña dijo en su día renunciar a los 4 millones para el AVE para afrontar otras prioridades en política social.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Fomento considera viable dotar de una estación del AVE a Lalín