«Non sei que cepa foi a que nos tocou, pero infectámonos once da familia»

rocío garcía A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

Miguel Souto

El virus se llevó por delante a una octogenaria  a la que cuidaba la empresaria y que fue una de las primeras víctimas del covid en el concello

12 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La primera ola del coronavirus apenas tocó Forcarei. La segunda también pasó casi desapercibida. La tercera, en cambio, fue un auténtico tsunami que trastocó las vidas de decenas de vecinos y que se cobró las primeras víctimas de covid-19 en el municipio.

Rosa María Álvarez es una de tantos forcaricenses que tuvieron que lidiar con el virus. A diferencia de otros, ella no tiene inconveniente en hablar públicamente de lo que se comenta en todos los corrillos. Ni en llamar a las cosas por su nombre. El coronavirus está ahí. Y le toca a cualquiera, por más precaución que se tenga. «Na nosa familia tivémolo todos. Non se salvou un», explica desde la barra del restaurante que regenta la familia y que acaba de reabrir sus puertas esta semana.

Después de la relajación navideña de las restricciones, la Xunta decretó el cierre de la hostelería el 20 de enero. Sin embargo, el negocio que regentan Rosa y su familia -el restaurante Millenium de Soutelo- tuvo que echar el cierre ya dos días antes al dar positivos los tres trabajadores que ahora llevan las riendas.