Papá Noel traslada su aldea a a la Praza da Igrexa de Lalín

Un fotocol junto a la estatua de Loriga, un mercadillo navideño, atracciones gratuitas para los niños y talleres


Lalín / la Voz

Lalín quiere recuperar este año la magia y la ilusión de grandes y pequeños transformando la localidad en un gran escenario navideño que servirá para disfrutar, pero también para atraer visitantes y dinamizar el comercio y la hostelería locales. La programación fue presentada ayer por la concejala de Comercio, Karen Fernández Lamela, acompañada por la de Cultura, Begoña Blanco.

Fernández Lamela explicó que se dibujará un circuito imaginario para que «a xente percorra as rúas, vexa os escaparates e tome algo nos bares e restaurantes». El circuito cuenta con varios focos de atracción. Por un lado un fotocol de cuatro metros de altura que estará ubicado junto a la estatua de Loriga.

Un segundo punto de interés en este recorrido es la aldea de Papá Noel con casas de madera realizadas por carpinteros lalinenses que se instalará en la Praza da Igrexa. Habrá una casa más grande para Papá Noel y otras más pequeñas. Estará Papá Noel atendiendo a los niños pero también otros personajes que jugarán con los niños.

En la explanada donde estuvo el antiguo Manuel Rivero se instarán una serie de atracciones de feria como el gusano loco y tiovivos que estarán en funcionamiento también durante toda la campaña de forma gratuita.

En la Praza Europa se colocará una carpa, tipo la Mahou, pero de menor tamaño, totalmente decorada de Navidad y donde tendrá lugar este año la recepción de los Reyes Magos además de ser escenario durante las vacaciones de diversas actividades. Karen Fernández apuntó que «haberá ludoteca e cousas case todos os días, e onde os pais poderán deixar os rapaces mentres fan as súas compras».

La concejala explicó que ya hablaron con los vecinos y que están estudiando instalar un mercado navideño de artesanía y productos gastronómicos que no se venden en el comercio local a fin de no hacerle la competencia. Se ubicaría en Principal y Loriga y supondría el cierre de esas calles durante unas dos semanas. La idea es que a los puestos se sume una decoración navideña, «personaxes» y actividades de dinamización. La campaña arranca con el encendido del alumbrado el día 29 coincidiendo con el Black Friday aprovechando el tirón y dado que es un día de gente. De esta forma se adelanta la campaña con el objetivo de beneficiar al comercio «porque este ano foi pobre» y se extendería hasta Reyes. De nuevo, se instalará en todo el centro una megafonía con música navideña.

Otra de las novedades de este año es una mascota que irá por los colegios del municipio para entregar el programa de actividades que incluye este año la visita de una Apalpadora.

Por su parte, Begoña Blanco, explicó que dentro de la programación de diciembre se incluye la representación de A Corva a cargo de A Cova das Letras el 3, a las 12.00 horas en el Salón Teatro y a la que están invitados 284 niños de Educación Infantil. El día 14, a las 19.30 horas, en el Salón teatro, el grupo Píscore, integrado por Pepe Varela, Diego Rosal, Félix Rodríguez y Pablo Cabanelas ofrecerá un Concerto Singular con mucho humor La entrada es gratuita. Talía Teatro representa el 20 de diciembre, a las 19.30 horas, la obra Lambetadas, un espectáculo infantil y familiar recomendado para niños de 6 a 11 años, que tiene como objetivo la puesta en valor de la lengua gallega. La entrada es también gratuita. Manuel Manquiña representa el día 21 de diciembre a las 20.30 horas, Relatos Negros, una divertida obra sobre la fascinación por los asesinatos. El precio de la entrada es de 10 euros. Y el día 28 del mismo mes se entregan los premios Lalinenses do Ano con el concierto de Fin de Año de la Banda de Lalín. En la carpa habrá actividades organizadas por la concejalía de Educación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Papá Noel traslada su aldea a a la Praza da Igrexa de Lalín