Tres concellos de la zona se saltan el control del Consello de Contas

La Mancomunidade de Deza tampoco remitió a tiempo los datos generales del 2018


Lalín / la voz

Los plazos se fijan para cumplirlos, pero a veces no es posible llegar a tiempo por diferentes circunstancias. Eso es lo que le pasó a tres de los concellos de la zona que en estos momentos aún no consta que hayan rendido la cuenta general del pasado año al Consello de Contas, el órgano encargado de finalizar este trabajo.

Cada año los concellos tiene fijada en el calendario la misma fecha, la del 15 de octubre, como límite para llevar a cabo este proceso, aunque los retrasos son frecuentes. Los que de momento no han rendido la cuenta general son los de Lalín, Rodeiro y el de Cerdedo-Cotobade y tampoco lo ha hecho aún la Mancomunidade de Deza, según se recoge en la pagina web del Consello de Contas.

Otros concellos de la zona lo hicieron, pero aún cuentan con defectos a subsanar. Es el caso del Concello de A Estrada. En este caso la cuenta general correspondiente al pasado año consta como rendida, pero también que tiene defectos considerados como graves. Algo que tendrán que subsanar.

En otros casos los errores son menos importantes como es el caso de las enviadas por los concellos de Agolada y de Silleda. En este caso sí se cumplió con el trámite, aunque los documentos remitidos al Consello de Contas y, a entender por parte de este organismo, tienen algunos defectos leves.

Las que sí pasaron el control y están rendidas sin apostillas son las de Dozón, Forcarei y Vila de Cruces.

Los retrasos cada año suelen ser algo frecuente y a pesar de conocer esta obligación, da la impresión que los ayuntamientos parecen no estresarse mucho con este asunto. Así lo corroboran los datos que aporta el propio Consello de Contas que demuestra que actualmente han cumplido 241 concellos, más de una decena de ellos fuera de plazo, con las obligaciones. Lo que supone que todavía quedan 72 por cumplir este trámite.

Al de A Estrada se suman otros siete concellos gallegos en cuya cuenta general el Consello de Contas apreció defectos graves. Son los de Irixoa, Moeche, Oleiros, O Incio, O Irixo, Ourense y Bueu, este último junto con el de A Estrada son los únicos de la provincia de Pontevedra.

De esos 72 concellos que quedan por cumplir con este trámite. Son 29 de la provincia de A Coruña, un total de 13 de la provincia de Lugo, 12 de la de Ourense y 18 de la de Pontevedra. A estos se suman ocho mancomunidades de la provincia de A Coruña, tres de la de Lugo, 4 de la de Ourense y 9 de la de Pontevedra. Una lista a la que se suman cuatro entidades menores como son las de Bembibre, Camposancos, Chenlo y Morgadáns.

Los que quedan pendientes de rendir cuentas en algunos casos están en proceso y fueron aprobadas las cuentas pero se encuentran a exposición pública o en trámites. La demora también de proceso juega en contra y a veces los concellos no dan llegado a tiempo. Eso hace que los datos globales vayan cambiando de un día para otro con la recepción de la cuenta de los concellos.

77%

Rendidas

El 77 % de los 313 concellos gallegos las enviaron ya

72

A la espera

Todavía faltan 72 por mandar el documento

12

Fuera de plazo

Un total de doce concellos no lo remitieron a tiempo

La amenaza a perder ayudas de la Xunta motiva a enviar el documento

En las órdenes de solicitud de ayudas, la Xunta puede poner como requisito a los concellos que optan a ciertas subvenciones el que hayan cumplido con la presentación de las cuentas generales. Una demanda que pesa a la hora de darse prisa. De ahí que los concellos se afanen muchas veces en aprobarlas cuando ven cerca la posibilidad de quedarse sin una inversión para su municipio.

Desde que se decretó esta medida en el año 2009, solo en el 2017 hubo dos concellos que no presentaron las cuentas. En estos dos casos al parecer si fueron enviadas, pero sin la correspondiente aprobación por parte de a corporación.

Antes de que se adoptara esa decisión y sin ese peso, lo normal eran las demoras en la rendición de las cuentas y lo más habitual era que los concellos no enviasen la documentación en el plazo fijado. Como ejemplo señala que en el año 2006 eran algo más de un 60 % las Administraciones locales que no llegaban a tiempo y que las mandaban tarde.

Un vistazo a las fechas de presentación de la cuenta general al Consello de Contas evidencia que muchos de los concellos las envían la víspera.

El 14 de octubre es una cifra que se repite a menudo, al igual que el mismo día 15, en algún caso, y otros en los que demora es tan solo de un día y constan como enviadas el 16.

La inmensa mayoría son remitidas a lo largo del mes de octubre y son muy pocos los casos más madrugadores de envíos en el mes de junio o julio. En septiembre si hay algunos, aunque tampoco son legión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres concellos de la zona se saltan el control del Consello de Contas