El gobierno se basa en un informe de mayo para subir pagos a Galáurea

Son 64.000 euros hasta final de año, admitió Paz Pérez ante la oposición de Lalín


lalín / la voz

El gobierno local aseguró ayer en el pleno que se basa en un informe encargado por el anterior gobierno a una asesoría externa para incrementar el pago por hora a Galáurea por el SAF a cerca de 17 euros. Lo hizo al debatir una modificación de crédito para mantener el servicio, que asciende a 64.000 euros más hasta final de año, como desveló Vilariño (BNG) y admitió la concejala Paz Pérez. El nacionalista criticó la negligencia del ejecutivo en este caso, llevándolo al pleno ya sin posibilidad de prorrogar el contrato extinguido el 30 de septiembre. Dijo no creer que el Concello tenga problemas con la empresa, al subir un 25 % el precio «pola porta de atrás». Alba Forno (PSOE) también dijo que el Concello quedó a merced de la empresa, cuestionando que el actual gobierno no fue capaz de alcanzar un acuerdo con la empresa como sí lo hizo el cuatripartito. Teresa Varela (CxL) preguntó si todas las facturas llegarán reparadas a pleno, señalando que la gestión de los populares deja bastante que desear.

Paz Pérez replicó que llegarán reparos, como sucede también con el contrato del agua por la gestión heredada del cuatripartito. Desveló que la modificación de crédito llega con informe favorable del interventor, y el precio es el fijado en un informe encargado por el anterior gobierno a una asesoría el pasado 14 de mayo, fijando el total del precio por hora en 16,96 euros. Cuestionó las críticas de una oposición que en el gobierno subrayaba su apuesta por las políticas sociales: «Semella que pretendian que este servizo se paralizase», dijo. Vilariño saltó para espetarle: «Hai que ser sinvergonza para dicir o que dixo». Crespo lo llamó al orden, y al mantener el apelativo de sinvergüenza le retiró la palabra: el del BNG y los cinco de CxL abandonaron el pleno en ese punto. El gobierno votó a favor de la modificación y el PSOE se abstuvo.

Hubo otra modificación de 65.340 euros para acometer desbroces en 244 kilómetros de pistas de parcelarias en áeras como Losón, Anzo o Busto. El PP aprobó medio centenar de facturas por 711.000 euros ?muchas de luz y algunas sin conformidad de técnicos, recriminó CxL?; hubo un suplemento de crédito de 52.750 euros para 46 facturas.

Hubo unanimidad para la adhesión al programa Doing Business y también para la modificación de ordenanzas fiscales que lleva aparejada. Eso sí, la oposición expresó con claridad que entiende que las medidas apenas tendrán repercusión real para crear empleo en Lalín, porque la falta de suelo industrial es el principal escollo que seguirá sin resolverse. Cuíña recordó que en agosto del 2006 la Xunta decía que la ampliación sería realidad en 2008: el PP no sacó partido al hecho de que aquel anuncio no fuese de un gobierno de su partido.

Souto recuerda que el PP llegó a destinar 100.000 euros de ayudas a clubes deportivos

Hubo unanimidad para aprobar una modificación puntual que permitirá usos asistenciales en el centro comercial Pontiñas ?el Deza también lo solicita?. En la reapertura del aula de la Uned, a favor solo el PP, con votos en contra de CxL y BNG, mientras el PSOE se abstuvo. Unanimidad en atención a endometriosis y más cobertura de televisión.

CxL pedía duplicar los 70.000 euros de ayudas deportivas. Souto dijo que se cambiará la forma de concederlas y recordó que el PP había llegado a consignar 100.000 euros. El gobierno tumbó esa moción, y la referida al auditorio de Vilatuxe. Se aprobó reparar la cubierta del Arena, y 16.000 euros para la rúa Manuel Rivero, y plan museológico y museográfico del Museo da Marioneta.

El ejecutivo llama trilero a Cuíña por reclamar arreglos de la plaza de abastos en marcha

El gobierno local calificó de «trilero» a Cuíña por hablar de plazos de reparación en la plaza de abastos «cando sabe, con toda seguridade, que hai xa bastantes días que empezou o proceso de contratación das reparacións» y cuando la celeridad de su gobierno a la hora de acometer reparaciones superaba con creces el año de media antes de ponerse a trabajar. Añade que el único que castigó la plaza de abastos fue el anterior gobierno «ao permitir que estivera máis dun ano co supermercado pechado e co perxuicio que eso provocou aos comerciantes dese espazo». Dice que la ocupación media de puestos en el anterior mandato fue inferior a la de los anteriores, tras «falar moito e facerse moitas fotos, pero xestionar pouco».

El gobierno pregunta al «teórico voceiro» de CxL si considera que un «mero maquillaxe da praza de abastos ao que se reduceu a súa xestión é suficiente para dinamizar este espazo», cuando su promesa a los placeros había sido convertir la plaza «nun espazo singular cun potente espazo gastronómico como os existentes nalgunhas cidades», que no cumplió ni empezó a gestionar. Condena el ejecutivo los injustificados ataques al colectivo de empresarios y emprendedores «aos que ten enfilados dende que a súa aposta persoal por dirixir a AED fracasou no seu intento de controlala».

La oposición señala involución democrática en un pleno con férreo control de tiempos

Crespo empezó el pleno advirtiendo de la aplicación férrea del reglamento de tiempos en las intervenciones. En el punto 4 ya vivió la desbandada de BNG y CxL. La retirada de palabra a Vilariño por llamar sinvergüenza a Pérez le supuso una demanda de moderación de Santalla, y la preocupación por la «involución democrática» del Concello que denunció Cuíña: «Cíñase ao punto», reclamaba Crespo, mientras el de CxL soltaba «Venceréis pero no convenceréis». Vilariño leía la definición de sinvergüenza para justificar que no era un insulto, y más adelante exponía que cuando Crespo les recriminaba su «desfachatez» la palabra era de idéntico calibre.

Se iban sembrando los elementos para un nuevo espectáculo en el salón de plenos. El alcalde mantuvo el control férreo de los tiempos, exigiendo a la oposición ceñirse a los puntos de debate. Al hablar del Doing Business, Crespo y Cuíña estallaron: el primero le llamó rémora para el empresariado, y en una de las múltiples interrupciones del líder de CxL bramó: «Se me volve interrumpir ...» «¿Me vas a pegar?», completó Rafael Cuíña, que presumió de tener 400 empleados.

El pleno estaba ya desbocado, solo con el control férreo de los tiempos de intervención. La pulla de Alba Forno a César Reboredo en una moción para mejorar la señal de televisión ?«Alegrámonos de que encontrara o seu sitio no goberno»? hizo saltar a Crespo: «Teña respecto, vostede dá pena», espetó a la socialista. Aún guardaba balas para Román Santalla, en la defensa del portavoz socialista de una moción en la que reclamaban mayor presencia en la radio municipal. El pasado lunes, en junta de portavoces ?por el PSOE acudió Alba Forno? se había llegado a un acuerdo en esa línea, por el que estarían una semana el PP y a la siguiente uno de los tres grupos de la oposición, repartiendo el espacio al 50 % con el gobierno. Crespo espetó a Santalla cuando reclamaba lo que ya se había negociado: «Vostede é parvo politicamente? Ou non entende nada? Non lle informou Alba Forno do acordado? Damos o doble de tempo do que tiñamos nós», dijo el alcalde, que dio por roto el acuerdo en una sesión en que se le acusó de involución democrática y de formas de fascista por parte de Cuíña, que acabó por hablar directamente de fascista.

«Reventa o chulómetro»

A Cuíña le dedicó Crespo otra frase: «Vostede reventa o chulómetro, chulo e prepotente» le dijo. Fue después de que Román Santalla viese en el alcalde «unha posición un tanto chulesca neste pleno». Otra sesión caldeada.

Pérez comparecerá, pero no lo harán Cuñarro ni Seijas

La sesión incluía hasta cuatro demandas de comparecencia de concejales del gobierno. Solo triunfó la del BNG para que lo haga en el próximo pleno la concejala de Política Social, Paz Pérez, por la cuestión del SAF. Se denegó al nacionalista la demanda por el concejal de Fiestas, por las atracciones sin ruido en As Dores: mostró el informe de la Policía Local de que se había entregado a los feriantes el acuerdo plenario que reclamaba un tiempo sin ruido en las atracciones.

CxL pedía comparecencias de Cuñarro y Seijas, por desbroces en terrenos particulares. Cuñarro explicó que en la calle Tirabeque se había desbrozado un solar, «como sempre se fixo, tamén o ano pasado». Y que en el rural se pidió permiso a una señora sin recursos para entrar, porque ordenó desbrozar de verdad, «non cortar as puntas ás silvas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gobierno se basa en un informe de mayo para subir pagos a Galáurea