Lalín trabajará para incorporar los máximos servicios al centro de salud

La oposición brinda su apoyo en esa línea al gobierno local pero cuestiona que la Xunta no explicite ya plazos ni especialidades de un centro esperado hace años


lalín / la voz

Respaldo unánime de la corporación de Lalín para una modificación de créditos de 376.673 euros destinada a urbanizar la parcela del nuevo centro sanitario en Alto de Vales. La popular Eva Montoto señaló la agilidad del gobierno local para en dos meses de verano llevar a pleno la consignación presupuestaria para la obra, tras indicar el anterior gobierno ni acometió el proyecto de urbanización ni dejó los fondos para las obras. Cuíña (CxL) reiteró que en el traspaso de poderes ya había apuntado que los funcionarios demandaban consignar 400.000 euros para este apartado, mientras Fernández (PSOE) rebajó el esfuerzo de los populares en este apartado, destacando el complejo trabajo del anterior gobierno para la validación catastral del solar ?Cuíña agradeció la labor del secretario César López Arribas? y señalando que ya en enero se hizo valoración de los costes de estos trabajos: «O tema quedou practicamente resolto, e agora lles toca a vostedes o expediente de modificación de crédito».

Vilariño (BNG) no entró en esas disquisiciones, y cuestionó de entrada que el Concello de Lalín se deje 400.000 euros en la compra de terrenos en su día, y otro tanto para urbanizar el solar. Como quiera que el convenio que obliga al Concello a asumir la urbanización del solar lo firmó Rafael Cuíña, entiende que la Xunta puso esas condiciones para culpar al cuatripartito si no lo hubiese firmado de parar el centro.

Cristóbal Fernández, que recordó que Lalín espera desde hace 40 años por mejorar su precaria sanidad pública ?con hospital comarcal primero, CAR después y ahora CIS?, abrió el objetivo lo suficiente para mostrar que Cuíña Aparicio no firmó nada nuevo asumiendo urbanizar el solar: expuso que el convenio firmado por Crespo para construir el centro en 2011 lo recogía igual, y posiblemente en 2015 también.

Desde la oposición, el BNG demandaba conocer plazos, presupuestos y equipamiento del CIS, temiendo que su construcción suponga solo un cambio de edificio pero sin mayores servicios, temor compartido desde el PSOE. Montoto admitió no tener mucho más que la palabra del conselleiro de Sanidade Vázquez Almuiña, que hasta la fecha cumplió lo que dijo, aseguró. Ayer empeñó la concejala ?que se ganó elogios desde filas contrarias por su capacidad de trabajo pese a no tener dedicación? su palabra de que será la primera en protestar si los presupuestos del 2020 no recogen fondos cuantiosos para el CIS, por más que la oposición recordarse que ya llegó a haberlos pero sin ejecutarse luego.

Pese a las dudas y reproches, la corporación consensuó ayer algo más importante que el apoyo a la modificación de créditos. Todos y cada uno de los partidos de la oposición comprometieron su apoyo al gobierno para luchar por que el CIS tenga los máximos servicios, en cierta medida como dijo Montoto para que Lalín vea así recompensada una inversión municipal tan alta en terrenos y urbanización. Cuíña señaló que la consellería no tiene excusas para no hacerlo, y recordó que el convenio fija un plazo máximo de ejecución.

Sobre la situación sanitaria, Crespo manifestó que espera que en septiembre se adjudique el servicio de hemodiálisis en la capital dezana, para el que se presentaron tres o cuatro ofertas, recordando Cuíña que el compromiso era para principios del 2019. Recordó el regidor que la hospitalización a domicilio ya funciona.

CxL y PSOE apoyan peatonalizaciones que plantea la Xunta, el PP vota en contra y el BNG se abstiene

CxL presentó una moción para mostrar que el PP de Lalín va en línea opuesta a la voluntad de la Xunta de avanzar en procesos de peatonalización en las ciudades. Lo logró plenamente, porque el PP de Lalín votó en contra del texto, pero eso sí, a costa de ver a galleguistas y socialistas apoyando políticamente una medida de la Xunta. El BNG escapó del surrealista cuadro, y se abstuvo, mientras Crespo dedicaba a la oposición la frase de «nós a diferencia de vostedes temos vida propia», sin problemas para votar en contra de una voluntad política de la Xunta.

Crespo y Cuíña tuvieron en este punto un roce cuando el alcalde le dijo al exregidor que «leva todo o verán no Náutico [de San Vicente], seica parecía o porteiro». El galleguista le replicó que mientras fue alcalde siempre estuvo donde le correspondía, conminándolo a no meterse en la vida privada de los demás, y lanzando: «Eu sei de sitios aos que vai vostede, incluso doutros países, e non os citaría».

El BNG encontró unanimidad en su moción para que las atracciones de feria dispongan de horario sin música, a la que el gobierno añadió fuegos artificiales sin ruido, mientras la otra de CxL para solicitar puntos informativos sobre violencia de género y contra el acoso a las mujeres en las fiestas de Lalín y Montserrat fue también respaldada por toda la corporación.

Moción del PP sobre el jabalí

La moción del PP sobre el jabalí contó con los únicos votos a favor de los populares, abstención de CxL y PSOE y en contra el BNG por considerar que no es competencia propia y no vale de nada. En el crédito extraordinario para el proyecto básico de remodelación del Cortizo ?está avanzado un convenio con la Xunta para sufragar una primera fase de las obras? votaron a favor todos salvo el PSOE que se abstuvo. Idéntico sentido de voto en los 18.000 euros para comprar un camión para Obras, usado, y 17.000 para equipos informáticos. Unanimidad para aprobar 23.232 euros como 50 % de aportación municipal al proyecto de dinamización del Xacobeo Lalín, cruce de camiños. Vilariño demostró que si llegó al pleno ahora no fue culpa de trabajo sin hacer del anterior gobierno: la Xunta hizo la resolución el pasado día 5. Más debate político en una ayuda de 630 euros para un libro de Casa do Patrón: a favor PP y PSOE, con abstención de CxL y BNG.

La sesión plenaria, desde la barrera

La sesión contó con público en rotación. Estuvieron en el inicio tres jóvenes, y llegó también el que fuera candidato a las municipales por Cs Pablo Senande, que se fue pronto. Estuvieron más tarde los exediles Lara Rodríguez Peña (APAC) y José Manuel Fernández Taboada: aguantaron más, pero no las 6 interminables horas de un pleno que arrancó a las 10.

Crespo admite que el anterior gobierno no cometió ilegalidades en las facturas sin pagar

El pleno de Lalín empezó caldeado con el período medio de pago a proveedores. La oposición, antes gobierno, llegaba muy molesta con el PP por haber dicho que aparecieron facturas por importe de 2 millones de euros ?200.000 dejara sin pagar el PP?, cuando en el traspaso de poderes habían hablado de que quedaban en torno a 500.000 euros pendientes de abonar. Fue beligerante en la cuestión Vilariño, quien planteó al gobierno: «Algún dos gastos está mal acordado, ou feito sen expediente? Ten algún reparo en contra? Se o hai diga o que significa, porque queren deixar ver que dende as eleccións ata a toma de posesión nós fixemos gasto, cando é totalmente falso». Teresa Varela dijo que solo alguna factura de electricidad supera los 400.000 euros, de ahí el elevado montante, pero aseguró que todas las facturas llegaron por los cauces normales al Concello, y que los 500.000 euros era lo adeudado en aquel momento según los técnicos. Crespo admitió que el reproche es por el incremento de 500.000 a 2 millones, «non porque cometeran ningunha ilegalidade». El gobierno tuvo que retirar del orden del día la prórroga del SAF porque faltaba un informe de Intervención, entre las críticas de la oposición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Lalín trabajará para incorporar los máximos servicios al centro de salud