El Oviedo exige que se anule el fichaje de Adrián por el Dépor

El jugador se fue sin el consentimiento del club asturiano. Los coruñeses consultaron con la federación antes de contratarlo


la voz | a coruña

?l Real Oviedo ha denunciado ante la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) la contratación del delantero Adrián López por parte del DeportivoEl jugador, juvenil en su club de procedencia, dejó el equipo por sorpresa para fichar por el Dépor, que le ha hecho contrato profesional. El Oviedo, muy molesto con la pérdida del futbolista, está dispuesto a llegar hasta el final para recuperarlo. En un comunicado publicado en su página web, el club ovetense informa de que ha «denunciado esta situación» para «que se paralice la ficha de Adrián» con el Deportivo, ya que se ha hecho «sin consentimiento del Oviedo». Recuerda que el jugador está «bajo la total dependencia del Oviedo durante tres temporadas más» y que «ningún juvenil puede ser inscrito como profesional». Por su parte, el Deportivo consultó a la RFEF hace tres días, antes de dar el paso y llevarse a un juvenil al hacerle un contrato profesional. La federación le contestó que reglamentariamente no es posible. Sin embargo, le dijo también que puede dirigirse al Comité Jurisdiccional de la RFEF, una especie de tribunal de arbitraje. Allí primará sobre todo el derecho del futbolista a mejorar su contrato y pasar de ser aficionado a profesional. Es decir, que el Dépor tendría las de ganar, siempre y cuando el Oviedo no igualase económicamente el contrato que le han hecho los coruñeses a Adrián. El Deportivo no había llegado a un acuerdo económico con el Oviedo para el traspaso del jugador antes de tomar la decisión de inscribirlo en la Liga. Ha abonado, eso sí, 72.000 euros al Oviedo en concepto de derechos de formación, un capítulo obligatorio por ley. De momento, el club coruñés ha prohibido al futbolista dar su número móvil y conceder entrevistas a los medios. Sus únicas palabras proceden de la rueda de prensa que ofreció ayer en Abegondo. Allí dijo que «impone bastante venir al Deportivo», se definió como un delantero «alto y rápido» y explicó que su referencia histórica en punta es «el Ronaldo del Barcelona». El club le impidió además que se entrenase. El jugador salió al terreno de juego con el grupo, pero alguien se dio cuenta de que no debía trabajar aún y, de inmediato, Adrián se retiró al vestuario al trote, acompañado por Luci, segundo entrenador. Según la web del Dépor, se ejercitó en el gimnasio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Oviedo exige que se anule el fichaje de Adrián por el Dépor