HEMEROTECA Adolfo Suárez pide el «sí» para la Constitución

SUCEDIÓ EN 1978


a coruña

?ólo quedaban 48 horas para la celebración del referéndum sobre la Constitución, cuando el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, se dirigió a los españoles, a través de radio y televisión, para pedirles el «sí» a un texto que abría un nuevo horizonte en la historia de la nación.Frente a la prensa ultraderechista, que anunciaba un futuro apocalíptico si era aprobada, el presidente manifestaba que la Constitución era un triunfo de las libertades y una consolidación de la forma de Estado, basada en una monarquía parlamentaria. «No es cierto -señaló Suárez-, que se consagren el aborto y el divorcio, que se prescinda de la familia y que se dé paso a la desmembración del Estado con el reconocimiento de las nacionalidades y regiones». La revista Fuerza Nueva, que alentaba el notario Blas Piñar, destacó en grandes caracteres: «Franco hubiese votado no». Tenía razón, porque Franco lo que hubiese votado eran los Principios del Movimiento Nacional, que eran permanentes e inalterables (como el acero inoxidable), el Fuero del Trabajo (calco de la Carta di Lavoro mussoliniana) y la Ley Orgánica, que decía que España era un reino, pero el Jefe del Estado sería hasta su muerte el Caudillo Franco, que sólo respondía «ante Dios y ante la Historia». En las encuestas previas se apuntaba que los votos negativos no llegarían al diez por ciento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

HEMEROTECA Adolfo Suárez pide el «sí» para la Constitución