La sentencia en el Metropolitano

El Liverpool, que repite, parte con ventaja en los pronósticos frente a un Tottenham que debuta en una final de la Liga de Campeones marcada por el amplio dispositivo de seguridad en Madrid


Un inglés sustituirá a un español como rey de Europa, después de que el Real Madrid ganase cuatro de los cinco últimos títulos, que fueron para el fútbol español. Klopp espera relevar al cuadro blanco en su tercer intento, tras el doloroso recuerdo del 2013 y sobre todo de lo vivido en el Olímpico de Kiev, cuando perdió a Salah por lesión y encajó dos goles por fallos de su portero Karius. «También se puede marcar un gol desde 18 metros», dijo en referencia al 3-1 final. Su Liverpool ha vuelto al primer plano continental.

Ganaron los dos encuentros en esta Premier frente a su rival en el Metropolitano, pero Klopp no quiere el cartel de favorito. «No se puede comparar un partido de la Premier a esta final».

Firmino y Kane se apuntan

El alemán, que medita poner a Wijnaldum -héroe por su doblete ante el Barcelona en Anfield- por James Milner, solo lamenta la ausencia de Naby Keita por un problema en la ingle. Y es que nadie duda que Firmino será titular. «Está listo», dijo Klopp. Pochettino incidió en la capacidad de los suyos en superar obstáculos en estos diez meses de competición. «Muestra el carácter del equipo y lo fina que es la línea del éxito», insistió el argentino ya en Madrid. Pese a que no quiso confirmarlo, todo apunta a que Harry Kane estará disponible para la final. Su presencia provocará muchos movimientos que podrían afectar incluso al héroe de Amsterdam, Lucas Moura. Todo dependerá de quiénes rodeen a Eriksen, Dele Alli y el coreano Heung-min Son. Harry Winks, Eric Dier y Moussa Sissoko aspiran a tener una plaza en un once para el recuerdo.

Muchos de los 70.000 ingleses viajaron sin entrada -la reventa está por encima de los 3.000 euros- pese al aviso de que no habrá pantallas gigantes. Una decisión de la UEFA después de los incidentes provocados por aficionados del Rangers que se desplazaron a Manchester en el 2008 para la final de UEFA. Un fallo técnico en los monitores provocó una batalla campal con miles de euros de desperfectos. Más de 4.200 agentes de la Policía formarán, en Madrid, el dispositivo de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La sentencia en el Metropolitano