Mucho Bayern para el Atlético

Sin hacer un partido muy brillante, el campeón exhibió su enorme pegada ante un aspirante que quiso dar la cara pero flojeó en lo que mejor hace


Fue un resultado exagerado, pero el Bayern se empleó como un campeón de los pesos pesados ante un Atlético que apenas le acarició con sus golpes y encima anoche tuvo la guardia baja. No marcó esta vez Robert Lewandowski pero el equipo de Flick mostró una pegada terrorífica ante el rival que, según su entrenador, mejor defiende de Europa. Menos mal porque si no el representante español se lleva ocho, como el Barça en los cuartos de final de la pasada Champions. El mejor equipo del momento, aunque en este inicio de curso aún no ha encontrado ese nivel excelso de la pasada campaña, acertó tanto que dejó en pañales el entramado defensivo de Simeone. Cuando se ajustan bien los disparos, no hay Oblak que valga. El esloveno se llevó el macuto cargado de goles y encima apenas tuvo que intervenir.

Inició bien el Atlético su examen teóricamente más difícil desde el milagro de Anfield, pero le duró poco. Sin casi nada que perder y enorme prestigio por ganar, sorprendió al Bayern con una salida valiente. Presión muy alta, zaga adelantada y una buena ocasión que fabricó Lodi pero a la que no llegó por poco Luis Suárez. Como ya le ocurría en el Barça, sobre todo en su última etapa, se le ve lento y pesado al uruguayo, por momentos hasta cojeando. Pero le tiene fe su técnico, convencido de que un pistolero siempre será una amenaza aunque el arma, el cargador y las balas estén ya muy desgastadas. Suplió Simeone las importantes ausencias de Giménez, Saúl y Diego Costa, sobre todo por el carácter de los tres en este tipo de partidos, con Felipe, Héctor Herrera y João Felix de segundo delantero. Llorente y Carrasco en las bandas hicieron un enorme trabajo en ese comienzo que obligó a Alaba y al ex rojiblanco Lucas Hernández a emplearse a fondo.

Pronto, sin embargo, el Bayern fue inclinando el terreno a su favor. Es un equipo que juega de memoria y al que dirige de maravilla el joven Kimmich, un futbolista excelso, ya sea de lateral o de centrocampista. Fue duda hasta última hora pero su presencia es clave en el campeón de Europa, que es verdad que sufre sin balón cuando tiene que recular pero que cuando ataca es letal por todos los flancos. Avisó primero con un centro pasado de Coman que remató con el interior Lewandowski. Se le marchó ligeramente desviado, cosa extraña en el de Varsovia, pero el joven extremo francés ya dejó muy claro que le iba a dar la noche a Trippier, un lateral mejor en ataque que en defensa. Por ahí tenía un problema muy serio el Atlético si no llegaban al inglés las ayudas de Llorente y, sobre todo, de algún medio de cierre. Juega poco el mexicano Héctor Herrera, a quien el Atlético intentó traspasar sin éxito este verano, y en Múnich evidenció por qué. Le faltan fuelle, contundencia y calidad para citas de semejante envergadura. Dominaban los bávaros, que también pudieron adelantarse en una acción de estrategia que inició Kimmich, continuó Pavard y remató el central Sule al palo, pero el Atlético mantenía todavía bastante bien el tipo. Empero, se esperaban aciertos muniqueses pero no regalos de un Atlético que anduvo fallón en Múnich. Tampoco suelen perder los rojiblancos duelos por tener menos intensidad que el rival. Otra norma no escrita que infringió en la capital bávara.

El 1-0 nació de un balón dividido mal trabajado por João Félix, blandito en una de esas disputas defensivas en las que el Cholo exige mucho más carácter y pierna dura al luso. A partir de ahí, pase extraordinario de Kimmich con el empeine, control maravilloso de Coman y remate cruzado del francés. Trataba de reponerse el Atlético, un superviviente por naturaleza cholista, pero fue castigado de nuevo por un error grosero de Herrera en la salida. Luego, de nuevo los germanos hicieron fácil lo difícil. Coman, Goretzka y disparo inapelable. Trató de reaccionar el Atlético tras el descanso y pudo meterse enseguida en el partido. Acertó en una volea João Félix, con error incluido de Neuer, pero el gol fue bien anulado por un fuera de juego posicional de Luis Suárez, situado en la trayectoria del balón. No fue la única oportunidad de los colchoneros. En un contragolpe, el luso percutió y abrió en el momento preciso a Carrasco, que se enredó en lugar de tirar a la primera con la derecha. El Bayern parecía relajado pero te mata como si tal cosa. De pronto, a Tolisso, suplente habitual, le llegó un rechace y lanzó un obús a la escuadra de Oblak. El Atlético no sabía ya si intentar maquillar el resultado o evitar una debacle. Y entre esas dudas emergió de nuevo Coman, que firmó una jugada colosal para sellar el cuarto. A partir de ahí, solo tocaba pensar en el Betis.

ficha técnica

4 - Bayern: Neuer, Pavard (Sarr, min 72), Süle, Alaba, Lucas Hernández, Müller (Javi Martínez, min 82), Kimmich, Tolisso, Goretzka (Davies, min 82), Coman (Douglas Costa, min 73) y Robert Lewandowski (Choupo-Monting, min 83).

0 - Atlético: Oblak, Trippier, Savic, Felipe, Lodi, Llorente (Lemar, min 79), Herrrera, Koke (Torreira, min 79), Carrasco (Vitolo, min 75), João Félix y Luis Suárez (Correa, min 75).

Goles: 1-0, min 28: Coman; 2-0, min 41: Goretzka; 3-0, min 66: Tolisso; 4-0, min 72: Coman.

Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Mostró amarilla a Alaba, Müller, Lodi, Koke, Herrera y Torreira.

Incidencias: Partido de la primera jornada del grupo A de la Liga de Campeones, disputado en el Allianz Arena de Múnich.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mucho Bayern para el Atlético