Fútbol a puerta cerrada hasta el 2021

Los clubes asumen una alarmante reducción de ingresos por abonos, venta de entradas y productos oficiales hasta ese año

PA Wire dpa

colpisa

Hasta el fútbol, tan grande que se tiende a considerar inalterable, casi un mundo aparte, vivirá un antes y un después de la pandemia del nuevo coronavirus que golpea al mundo, con especial incidencia en España. Incluso en el caso más optimista de que se pueda salvar la actual temporada con partidos cada tres días a partir de finales de mayo o principios de junio, extremo que en última instancia dependerá del Gobierno, los clubes profesionales asumen que los choques se tendrán que jugar a puerta cerrada en lo que queda de año.

La presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano, ha dejado claro en diversas apariciones públicas en las últimas horas que los acontecimientos deportivos se jugarán sin público, inevitablemente, «durante bastantes meses». Por si quedaba alguna duda, el máximo dirigente de LaLiga, Javier Tebas, ha aclarado a sus afiliados que hasta el 2021 no se recuperará la normalidad. Se lo ha dicho resignado, dejando entrever que el Pacto de Viana sellado con la Administración y Luis Rubiales, presidente de la Federación Española, estaba ya cocinado y no tenía vuelta atrás.

Tebas se reunió telemáticamente el martes con los clubes de Primera y Segunda División para detallarles el contenido de ese acuerdo alcanzado en la sede del ministerio de Asuntos Exteriores. El dirigente de LaLiga, organismo que doblará del 1 al 2% el porcentaje de los derechos televisivos que destinará al fútbol base, fue muy franco y advirtió a los dirigentes que les va a tocar apretarse el cinturón. La reducción de sus ingresos será considerable a corto y medio plazo. Hace ya un mes, los clubes estimaban que dejarían de ingresar 129,5 millones (117 de ellos en Primera y 12,5 en Segunda) en concepto de abonos y entradas debido al parón de la competición. Solo eran una pequeña parte de las pérdidas totales de este curso, que podrían alcanzar los 956 millones si no se reanuda la temporada y que serían de 350 millones si, como todo apunta ahora, se hace sin público, con duelos fantasma.

Los clubes trabajan en diferentes estrategias al respecto. Faltan once jornadas en Primera y hay abonados que se perderán hasta seis partidos de su equipo en casa. La Real Sociedad, por ejemplo, ha decidido devolver a sus fieles la parte proporcional del abono, un 20%. Otra opción que manejan los clubes es rebajar el precio del futuro abono para no perder los ingresos que ya están en caja por este concepto.

El Gobierno tendrá la última palabra

De cara al próximo ejercicio se incrementan las dificultades. A diferencia de lo que es habitual, no podrán iniciar la campaña de abonados para la campaña 2020-21 este verano. También deben descontar lo que habitualmente se recauda por las ventas en las tiendas oficiales del estadio los días de partido, así como por las consumiciones en bares, restaurantes y la adquisición de tiques para los museos.

La vuelta a la actividad de los deportistas españoles sigue «estrictamente condicionada» al criterio del Gobierno según sea la evolución de la pandemia de la COVID-19, señaló el CSD en un comunicado. Aunque en esa cumbre del Palacio de Viana todas las partes acordaron la progresiva vuelta a los entrenamientos, a partir de la primera semana de mayo, y el regreso de la Liga a finales de ese mes o principios de junio, todo queda a expensas de lo que decida el Ejecutivo de Pero Sánchez siguiendo las recomendaciones de Sanidad. Al respecto, el CSD ha remitido al filoso catalán Salvador Illa, titular de ese ministerio, el proyecto de protocolo para definir el regreso a los campos de entrenamiento y a la competición.

«Por un criterio de estricto respeto a las decisiones que deba adoptar Sanidad y para evitar debates estériles sobre un contenido aún no validado, los detalles del citado protocolo solo se conocerán una vez el Ministerio lo apruebe, lo modifique o se pronuncie sobre el mismo», incide el organismo presidido por Irene Lozano. Sin embargo, ya ha trascendido que la vuelta sería en cuatro fases, desde la preparación individual de los profesionales en sus domicilios hasta la grupal en sus lugares de entrenamiento, y con constantes test para detectar posibles contagios de coronavirus o, en el caso de las pruebas serológicas, de anticuerpos contra la enfermedad. Los jugadores tendrán que concentrarse en las instalaciones de las ciudades deportivas de los clubes o en hoteles desinfectados.

El CSD recuerda que así se acordó en el Grupo de Tareas para el Impulso al Deporte (GTID), donde se encuentran LaLiga, la Federación Española de Fútbol (FEF), la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB), federaciones deportivas, el Comité Olímpico Español (COE), patronales CEOE y Cepyme, y empresas como Dorna Sports o la ADESP.

La Liga prohíbe a los jugadores pasarse el balón, cambiar de coche y recibir visitas en casa

Alexandre Centeno

Las normas del protocolo con el fin de volver a los entrenamientos ha sido traslada a los profesionales de los clubes para poder retomar los entrenamientos el 4 de mayo y la competición el fin de semana del 7 de junio

Durante las primeras semanas de entrenamiento queda prohibido pasarse el balón, hacer piña, cambiar de coche, ejercitarse en el gimnasio... La Liga tiene prácticamente ultimado el protocolo de regreso a los entrenamientos y a la competición y se lo ha trasladado a los clubes. Lo está haciendo por departamentos: entrenadores, jugadores, preparadores físicos, médicos... Y, teniendo como base la documentación presentada el pasado día 16, les está explicando los pormenores de un plan que tiene tres fechas clave: el 28 de abril, día en el que se realizarán los primeros test; el 4 de mayo, que es cuando está previsto que se inicien los entrenamientos individuales; y el 5, 6 o 7 de junio, fin de semana en el que la Liga desea que dé comienzo la competición. Un plan que, obviamente, queda supeditado a lo que indiquen las autoridades sanitarias y que podría verse postergado una o dos semanas, dependiendo de la desescalada decretada por el Gobierno. La Liga estudia desde reducir la pretemporada de cuatro a tres semanas a retrasar el regreso.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Fútbol a puerta cerrada hasta el 2021