La Liga prohíbe a los jugadores pasarse el balón, cambiar de coche y recibir visitas en casa

Las normas del protocolo con el fin de volver a los entrenamientos ha sido traslada a los profesionales de los clubes para poder retomar los entrenamientos el 4 de mayo y la competición el fin de semana del 7 de junio


Durante las primeras semanas de entrenamiento queda prohibido pasarse el balón, hacer piña, cambiar de coche, ejercitarse en el gimnasio... La Liga tiene prácticamente ultimado el protocolo de regreso a los entrenamientos y a la competición y se lo ha trasladado a los clubes. Lo está haciendo por departamentos: entrenadores, jugadores, preparadores físicos, médicos... Y, teniendo como base la documentación presentada el pasado día 16, les está explicando los pormenores de un plan que tiene tres fechas clave: el 28 de abril, día en el que se realizarán los primeros test; el 4 de mayo, que es cuando está previsto que se inicien los entrenamientos individuales; y el 5, 6 o 7 de junio, fin de semana en el que la Liga desea que dé comienzo la competición. Un plan que, obviamente, queda supeditado a lo que indiquen las autoridades sanitarias y que podría verse postergado una o dos semanas, dependiendo de la desescalada decretada por el Gobierno. La Liga estudia desde reducir la pretemporada de cuatro a tres semanas a retrasar el regreso.

fase previa

28 de abril: primeros test a jugadores, técnicos y auxiliares

Cuatro días antes de que los jugadores comiencen a ejercitarse han de pasarse por el lugar que determine cada club para someterse a la prueba COVID-19, consistente en un test PCR y otro serológico. De esta forma, se confirmará que ninguna de las personas que participarán en las sesiones da positivo y, al mismo tiempo, se podrá determinar si hay alguno inmune.

Estos test serológicos se realizarán también al inicio de la tercera semana de trabajo y justo antes de que dé comienzo la competición.

Durante esta primera fase, los operarios del club deberán poner a punto las instalaciones en las que días después se inicien las sesiones preparatorias, que serán de forma individual.

Un inspector vigilará el cumplimiento de las normas

Cada club contará con la presencia permanente de un inspector —previsiblemente serán aquellos emisarios que acostumbran actuar como directores de partido— para que vigile el perfecto cumplimiento de las normas establecidas desde la fase previa hasta el final de este período de adaptación. A la mínima infracción, emitirá un informe y la Liga podría sancionar al club que se salte alguna orden o recomendación.

primeros entrenamientos

Objetivo: empezar la pretemporada el 4 de mayo con trabajo individualizado

Según la intención de la Liga, la pretemporada posterior al confinamiento de todos los clubes de Primera y Segunda División dará comienzo el lunes 4 de mayo y constará de dos semanas.

Durante este período, el número de personas que puedan acceder a la ciudad deportiva será restringido y los clubes deberán realizar un calendario de entrada y salida a las instalaciones. La llegada debe producirse con quince minutos de diferencia entre cada futbolista para que no haya coincidencia.

Además, solo podrán ejercitarse seis jugadores en cada campo al mismo tiempo con una distancia lo suficientemente importante para evitar cualquier riesgo.

Desde el momento de llegar a las instalaciones han de portar mascarilla y guantes hasta que salten al campo. En ese instante, siempre que sea posible, se recomienda el uso de protección en las manos.

Los deportistas no podrán cambiar de vehículo

La semana previa al primer entrenamiento, cada jugador recibirá en su domicilio una bolsa biodegradable con la ropa que deberá trabajar en esa sesión inicial. Deberá acudir con ella puesta al recinto deportivo y abandonar el mismo de idéntica manera. Eso sí, al salir, recibirá una nueva bolsa con la ropa del día siguiente.

La ducha la realizará cada jugador en su domicilio y allí guardará la ropa utilizada en otra bolsa, que un día después devolverá para que sea lavada.

Los futbolistas deberán acudir a los entrenamientos en el mismo vehículo cada día para minimizar las posibilidades de contagio. Si alguno no tiene coche o permiso de circulación, el club pondrá a su disposición uno con conductor, que salvo excepciones deberá ser cada día el mismo.

Del mismo modo, deberán pernoctar en su domicilio al que no acudirá más gente que la que haya convivido con ellos durante las últimas semanas.

Rutinas de forma telemática

Aunque está autorizado que en las sesiones preparatorias haya miembros del cuerpo técnico (el entrenador y un reducido número de colaboradores), estos deben interactuar con los futbolistas lo menos posible. Para ello, cada día harán llegar vía telemática el plan de trabajo para la jornada siguiente. De este modo, cada jugador tendrá claro qué hacer antes de llegar a la ciudad deportiva.

Evitar los gimnasios

No es una orden estricta, pero sí una recomendación de importante cumplimiento. Los jugadores deberán evitar acudir a los gimnasios. La Liga prefiere que los clubes saquen al exterior cualquier maquinaria o utensilios con los que han de ejercitarse los profesionales. Tras el uso de cada uno de ellos, debe procederse a su correcta desinfección.

Comida a domicilio durante las dos semanas de esta fase

Esta primera fase de entrenamientos durará dos semanas. El máximo de jugadores recomendados en las instalaciones será 12 y el contacto entre ambos se eliminará.

En cuanto a la alimentación, los clubes han de facilitar a sus profesionales comida a domicilio para evitar que estos tengan que salir a la calle a comprar.

segunda fase

Entrenamientos en grupos de ocho jugadores como máximo

Tras las dos primeras semanas de trabajo llega el momento de realizar un nuevo test para comprobar que ningún futbolista se ha visto infectado por el virus. Si alguno da positivo, tendrá que ser aislado del grupo y pasar quince días de cuarentena. En caso de que no haya anomalías, se pasará a la segunda fase, esa en la que ya pueden hacerse trabajos de grupo.

Los grupos han de tener un máximo de ocho futbolistas y entre cada uno de ellos ha de mantenerse una distancia de seguridad. Es decir, no podrán realizarse partidillos, ni acciones de estrategia en la que haya concentración de personas en un reducido espacio.

Concentraciones

En esta fase, los jugadores ya no acudirán diariamente por su cuenta a la ciudad deportiva, sino que permanecerán en estado de concentración hasta que la Liga finalice. Realizarán vida en común ya sea en las instalaciones de los clubes o en hoteles cerrados exclusivamente para ellos y el personal que determine cada entidad balompédica.

Allí desayunarán, comerán, cenarán y dormirán. Los alimentos no estarán a disposición de todo el grupo a modo de bufé, sino que se les entregarán a los jugadores de forma individualizada y precintada.

El tiempo que permanezcan en la residencia o el hotel, deberán hacerlo, en su mayor parte, en las habitaciones.

Se podrán realizar ejercicios con el balón, pero de forma individual

Llega el momento del elemento estrella del fútbol: el balón. En esta tercera semana de trabajo, los futbolistas ya podrán realizar ejercicios con el esférico. Pero con muchas limitaciones. Se considera que la pelota es un elemento altamente peligroso de cara a los contagios. Así que los jugadores no podrán pasársela entre ellos. Sí realizar algún ejercicio, avances, incluso disparos sin porteros, pero tras los mismos, el balón debe ser desinfectado para comenzar la siguiente actividad.

Evitar entrenamientos por demarcaciones

Si un futbolista da positivo, todo el grupo de trabajo tiene que guardar cuarentena. Por este motivo, se pretende evitar los entrenamientos por posiciones, porque ocho bajas no es motivo suficiente para pedir el aplazamiento de un encuentro y podría darse el caso de que un equipo tuviera que afrontar un duelo sin porteros, defensas, medios o delanteros.

Además, se permitirá tantos jugadores del filial como se precise. Eso sí, siempre y cuando se cumplan los máximos de grupos. Esta es una medida encaminada también a la tercera fase en la que estarán prohibidos los amistosos.

Tres por vestuario

Los vestuarios serán otra de las zonas de mayor vigilancia durante esta época. Solo tres jugadores podrán coincidir al mismo tiempo en cada uno de ellos, por lo que deberán habilitarse tres por grupo de trabajo. Cuando los usuarios abandonen la zona, el equipo de limpieza deberá pasar a desinfectar.

competición

El 1 de junio comienza la semana previa al regreso a la Liga

Si las previsiones son las esperadas, la Liga comenzará el fin de semana del 6 y 7 de junio, así que esa semana se considerará ya de competición. Ahí podrán ejercitarse ya con normalidad, pero siguiendo las normas de higiene de forma estricta. Antes, nuevo test. El personal que acuda al recinto será limitado y, salvo los jugadores, deberán portar mascarilla y guantes.

Desplazamientos

Los desplazamientos para los partidos se harán, preferentemente, en vuelo chárter, salvo que la distancia sea corta para poder hacerlos en varios autobuses. La Liga podría ayudar a los clubes de segunda sufragar este gasto.

posturas

Dudas y malestar entre los futbolistas

De momento, escepticismo es la palabra que mejor define la postura que están mostrando los diferentes actores a los que se les ha ido presentando el plan de la Liga para retomar la competición. Los médicos entienden que precisarán de numerosos medios que, en estos momentos, no están al alcance ni de la sanidad para elr esto de la población. Los técnicos consideran que va a ser complicada una pretemporada en la que apenas se pueda usar el balón y en la que haya que mantener tanta distancia de seguridad con los futbolistas. Y los jugadores tienen dudas sobre las grantías de salud que les dan, además de no estar de acuerdo con realizar una concentración que podría durar dos meses y durante la cual apenas saldrían de sus habitaciones más que para las diferentes comidas y los entrenamientos.

Los jugadores tendrán que firmar un consentimiento para hacerse los test

la voz

Según el presidente de la Asociación de Médicos de Fútbol, los futbolistas tendrán que firmar y dar su consentimiento de que se pueden contagiar, porque «no hay riesgo cero»

Los jugadores de la liga española tendrán que firmar un consentimiento para hacerse, hipotéticamente a partir de la próxima semana, los test del coronavirus, según indicó Rafael Ramos, presidente de la Asociación de Médicos de Fútbol (AEMEF).

Ramos señaló esta noche en la Cadena Ser, tras la reunión celebrada entre este colectivo y representantes de LaLiga, que los futbolistas tendrán que firmar y dar su consentimiento de que se pueden contagiar, porque «no hay riesgo cero». La patronal de los clubes informó a los médicos de los clubes del protocolo elaborado para la posible vuelta a los entrenamientos y la ulterior reanudación de la competición liguera, situación que dependerá en todo caso de las autoridades sanitarias y de la evolución de la pandemia del coronavirus

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Liga prohíbe a los jugadores pasarse el balón, cambiar de coche y recibir visitas en casa