Super Bowl: El cielo no es plano, es ovalado

Chiefs y 49ers buscan el título de la NFL


El fútbol es el rey. Y no el del balón esférico, sino el del ovalado. La Super Bowl número 54 volverá a obrar el milagro de la multiplicación de la audiencia y el negocio. El partido entre los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers (00.30 horas del lunes 3, #Vamos) volverá a batir todos los récords. Es el mayor espectáculo del mundo, el evento deportivo único más visto del planeta, con unos 180 millones de espectadores.

Demi Lovato interpretará el himno estadounidense que dará inicio a la jornada final de la NFL y en el descanso actuarán Jennifer López y Shakira, recordando canciones como Waiting For Tonight, Jenny From the Block, She Wolf y Hips Don’t Lie. Beyoncé, Ja Rule, Pitbull y Wyclef Jean serán sus artistas invitados.

Este reclamo dispara el precio de los anuncios hasta los 10,2 millones de euros por minuto (los de los Oscars le siguen en el ránking, pero cotizando solo la mitad). Incluso Donald Trump podría haber comprado un espacio para impulsar su campaña de reelección a presidente. La recaudación esperada por concepto publicitario ronda los 400 millones, pero el impacto va mucho más allá. De hecho, se rumorea que en un segundo plano de uno de esos anuncios se filtrará el aspecto del nuevo modelo del Porsche 911 GT3.

Pero la final de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) también es, por supuesto, deporte. El Hard Rock Stadium de Miami (con capacidad para 75.000 espectadores, un coste de 250 millones de euros, lo mismo que pagó el patrocinador para bautizarlo) será el escenario en el que se enfrenten los 49ers de San Francisco (de la NFC Oeste y cinco títulos, el último en 1995, son segundos en el ránking histórico) contra los Chiefs de Kansas City (de la AFC Oeste, primer equipo de la antigua liga nacional AFL que disputó la Super Bowl, en 1970, y la ganó en lo que supone su único título hasta el momento).

A los 49ers les llamaron así en referencia a los buscadores de oro. Los Chiefs nacieron como Dallas Texans y su imagen fue afinándose con el paso del tiempo hasta derivar en un logo inspirado, precisamente en el escudo de los 49ers. Si no había rivalidad, Miami la verá nacer.

La entrada más barata para disfrutar en vivo de este duelo tenía un precio de 3.000 euros.

Katie Sowers, primera mujer

Por otra parte, la Super Bowl de este año tendrá una gran carga simbólica gracias a la presencia de la entrenadora ayudante de los San Francisco 49ers, Katie Sowers. Será la primera mujer que participe de una manera activa en la final de la NFL. No es la primera barrera que derriba, ya que, además, hace tiempo que se pronunció gay para intentar normalizar una condición sexual por la que todavía se discrimina a deportistas en la liga de fútbol americano de Estados Unidos. «Ser la primera en algo siempre significa un cambio, es histórico. Lo que sigue es no ser la última», expresó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Super Bowl: El cielo no es plano, es ovalado