Suso Blanco Villar: «Cada minuto en el Tour, el Giro o la Vuelta era una recompensa»

Recuerda el talento de Hinault y el coraje de Valverde, pero Armstrong es «otra historia»


Suso Blanco Villar (Rois, 1962) nunca se bajó de la bicicleta. Su vida, antes y ahora, siempre se escribe con pedales. Cumple su séptima temporada como director deportivo del Club Ciclista Padronés Aluminios Cortizo.

-¿Cómo va el curso actual?

-Estamos haciendo una temporada muy buena. Conseguimos la Vuelta a Coruña, con la victoria absoluta y primera etapa. En el Campeonato de España, corriendo con los profesionales, logramos el puesto trece en la carrera absoluta con 157 corredores y el tercero en élite con Montenegro, que estuvo cerca de quedar campeón de España. No tuvo colaboración ninguna y al final en el último kilómetro y medio fue pillado por un grupo de quince. Estamos a mitad de la temporada y tenemos corredores en un gran momento.

-¿Cuáles son las prioridades del club?

-La Clásica de Pascua, en la que fuimos terceros. La ganamos el año pasado. Nunca habíamos vencido en la Vuelta a Coruña y lo hicimos este año con Raúl García de Mateos. El Campeonato de España, que lo tuvimos en la mano hasta el último kilómetro y medio, también es otra de nuestras prioridades, lo mismo que la Volta a Galicia, que ganamos dos años con Pedro Gregori y Aitor González, firmamos un segundo puesto con Montenegro y un tercero con Gregori en los últimos seis años.

-¿Cómo se puede escribir la historia de su vida?

-El ciclismo es mi pasión, sin duda. Empecé con 10 años, fui campeón de España infantil y ya luego conseguí grandes resultados con 19 años. Corrí durante más de 17 temporadas como profesional, en España y en Portugal. Fui director deportivo en varios equipos, también en el Xacobeo Galicia. Estuve en la organización de varios eventos importantes, trabajé en Portugal y desde hace unos años estoy en el Padronés Cortizo. El ciclismo es mi vida.

-¿Cómo se ve ahora sin estar encima de la bicicleta?

-Todo esto es un poco la continuidad de mi anterior etapa. Ahora la bicicleta y el ciclismo tienen una visión diferente para mí. Antes pensaba en mí y en el equipo. Había que entrenar muy duro. Ahora es totalmente diferente. Estás más pendiente de estudiar las carreras, de los corredores, del material. De todos modos, puedo decir que viví toda la vida este deporte con la misma intensidad. Ahora las cosas son distintas, claro, y la alegría es inmensa cuando gana un corredor de los tuyos después de realizar un gran esfuerzo.

-¿Echa de menos algo de su vida anterior?

-Aquellos fueron momentos muy buenos y gratificantes, que tienes que saber aprovechar y disfrutar. El Tour, el Giro, la Vuelta, ser protagonista, cada minuto era una recompensa por tantos años de esfuerzo encima de una bicicleta.

-Pero su actual situación nada tiene que ver con aquello.

-Claro que no. Todo aquel trabajo y las victorias conseguidas en el campo profesional permiten escribir tu propia historia, pero los años pasan y hay que dar otros pasos en la vida. Ahora estoy contento por dedicarme a lo que me gusta y por ayudar a la gente joven.

-Imagino que serán muchas las diferencias del actual ciclismo al que usted vivió como profesional, ¿no?

-En todos estos años, tanto en el ciclismo como en cualquier otro deporte, las cosas cambiaron mucho. Por ejemplo, podemos hablar de algo fundamental, la alimentación, que cambió mucho, o los materiales. Antes corríamos con acero y ahora se hace con carbono. La propia vestimenta, que hoy te elimina el sudor y te protege del calor o del frío. Las barritas energéticas. Antes, la bicicleta podía pesar 8 o 9 kilos, algunas 7,5. Ahora hablamos de bicicletas de 6,8 o 7, unos dos kilos de diferencia. Todo evolucionó mucho.

-¿Y los ciclistas? ¿Eran antes mejores que ahora?

-Siempre hubo grandes corredores en la carretera. En cada época siempre hubo grandes deportistas.

-¿Cuál fue el mejor para usted?

-Mantuve una buena amistad con Indurain, Perico y Pereiro, con los Pino, Gorospe y Pepe Recio. Pero uno de los que más me impresionó en las mil batallas que tuve con él fue el francés Hinault. De todos modos, considero que el americano Armstrong es otra historia. Fue un grandísimo corredor. Para mí, sigue siendo el ganador de los siete Tours de Francia. Los logros que consiguió son palabras mayores. Ya ganó el Campeonato del Mundo siendo muy joven, antes de que saltase toda la polémica.

-¿Y alguno más que le haya sorprendido?

-Alejandro Valverde, sin duda. Con casi 40 años es digno de admirar lo que hace. Le veo extremadamente fino a su edad y muy motivado. Sufrió mucho y estuvo sin correr un par de años. Volvió y demostró lo que realmente es. Lo dijo Óscar Pereiro, que siempre le defendió, y yo lo suscribo también: es un gran campeón con muchas pelotas. Nadie le regaló nada. Y con 40 años sigue ganando.

En corto

Suso Blanco Villar no fue un corredor de muchas caídas: «Para estar tantos años en la carretera no fueron muchos los accidentes que tuve», recuerda el exciclista de Rois.

?¿Cuál fue su peor momento?

?Con 40 grados de temperatura, y cuando marcaba los 98 por hora, me reventó el tubular de la rueda delantera. Iba de cuarto en la Vuelta a Portugal y acabé con tres costillas rotas y heridas por todos los lados. Y en aquel ciclismo no llevábamos casco. Esta fue de las peores, aunque también recuerdo otra en Italia cuando un aficionado salió a la carretera y me tiró. Acabé con la muñeca rota. Y un par de ellas más. No es mucho para tantos años en la bicicleta.

-¿Cómo era antes la preparación?

-Diferente. Hoy los entrenamientos están más programados, está todo más controlado.

-¿Antes eran las victorias más individuales?

-Hoy tienen mucho que decir los equipos. Antes un ciclista bueno estaba más solo.

-¿Es mejor el ciclismo actual?

-Es más seguro y práctico.

-¿Tiene muchas medallas?

-Conseguí 48 victorias en el campo profesional, casi 200 con el resto de categorías. Gané el Campeonato de España en Padrón y esa temporada logré 26 triunfos en 26 carreras, con 16 años, en edad juvenil.

-¿Y en las tres grandes qué hizo?

-Corrí la Vuelta 10 veces, con 4 victorias de etapa. Hice tres veces el Tour y me vestí de blanco (mejor joven) algunos días. Y como anécdota, participé en un Giro como corredor y en otro como director del Xacobeo 20 años después.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Suso Blanco Villar: «Cada minuto en el Tour, el Giro o la Vuelta era una recompensa»