Márquez sonríe en Barcelona tras salvarse de la «escabechina» de Lorenzo

El mallorquín se cayó en la segunda vuelta y acabó con Dovizioso, Viñales y Rossi


El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) ha ganado este domingo la carrera de MotoGP en el Gran Premio de Catalunya, que ha dominado a placer y sin oposición desde que en la segunda vuelta su compañero Jorge Lorenzo se cayó y se llevó por delante a Andrea Dovizioso (Ducati), Maverick Viñales y Valentino Rossi (Yamaha), y afianza su liderato en el Mundial además de volver a sonreír en Barcelona, donde no ganaba desde 2014.

Márquez sigue casi imparable en este arranque de Mundial y, de las siete carreras disputadas, ha ganado cuatro además de ser segundo en otras dos, con un único '0' en el Circuito de Las Américas. El de Cervera se enroca en el liderato, con 140 puntos por los 103 de Dovizioso, y lo hace tras brillar en Barcelona-Catalunya pese a no ser uno de sus circuitos predilectos, entrando con 2,6 segundos de ventaja sobre Fabio Quartararo (Yamaha). El «Diablo», el rookie del Petronas Yamaha SRT, fue segundo y cerró un gran fin de semana. Se hizo con la pole, dominó varias sesiones de libres y aguantó el tipo en carrera, adelantando a siete vueltas del final a Danilo Petrucci (Ducati), tercero, para subir al segundo peldaño del podio, en la primera vez que culmina entre los tres mejores en su estreno en MotoGP.

No pudo Quartararo robar el récord a Marc Márquez en cuanto a precocidad en carrera. Llegó a menos de tres segundos del catalán y de esa efemérides, pero se irá contento con su primer podio y por constatar que tiene ritmo de carrera. Si bien es cierto que la 'escabechina' provocada por Jorge Lorenzo (Repsol Honda) quitó de las quinielas a cuatro pilotos de nivel, contando con el mallorquín. Márquez no ganaba en el Circuit de Barcelona-Catalunya desde el año 2014, aunque llevaba tres segundos puestos consecutivos. Esta vez, saliendo desde la segunda posición en la parrilla pero cogiendo la cabeza de la carrera en la segunda vuelta, justo cuando Jorge Lorenzo cambió el guión de la carrera por completo cuando se cayó y jugó a los bolos con tres rivales de entidad, pudo liderar y ganar.

El mallorquín perdió el tren delantero de su Honda en la frenada de la curva 10, y se llevó por delante a Andrea Dovizioso (Ducati), cuya moto tiró a Maverick Viñales (Yamaha) y posteriormente a un Valentino Rossi (Yamaha) que no pudo evitar irse al suelo tras montar su rueda delantera sobre la descontrolada RC213V de Lorenzo.

Hasta ese momento estaba todo en un puño. Dovi había utilizado su potencia en la recta para superar a Márquez y al 'pole man' Quartararo al final de la recta tras la salida, Viñales y Rossi tiraban con fuerza con sus Monster Energy Yamaha pero Lorenzo, que salía décimo y quería mostrarse más fuerte con las mejoras ergonómicas en su moto, fue al límite y acabó con su sueño y con los del resto de implicados. También pilotó al límite Àlex Rins (Suzuki), que sin Dovi tenía al alcance el situarse segundo en el Mundial. El de Barcelona acabó cuarto, por delante de Jack Miller (Ducati), de su compañero en el Suzuki Ecstar Joan Mir, sexto, y de Pol Espargaró (KTM), séptimo en otra buena carrera para el de Granollers.

Pero Àlex Rins protagonizó una gran salvada cuando a siete vueltas para el final, a final de recta y yendo algo pasado intentando superar a Petrucci, casi fue catapultado por su moto. Pero evitó la caída, se vio séptimo y remontó hasta esa cuarta plaza que no le vale para pasar a Dovi en el Campeonato pero sí para seguir cerca del italiano y no demasiado lejos de Márquez, que con sus 140 puntos tiene 37 de ventaja sobre Dovizioso y 39 sobre Rins.En una carrera accidentada, con sólo 13 pilotos logrando acabar y 11 pilotos caídos o retiradas, no tuvo suerte Aleix Espargaró (Aprilia). En la segunda vuelta tuvo un roce con Bradley Smith, que se fue al suelo, y quedó dolido. Pasó por boxes, donde le bajaron de la moto, fue visto por el médico del Mundial y retirado en camilla, aunque no se sabe si hay lesión o el posible alcance de la misma.

Márquez, Lorenzo y un pique en Montmeló

LA VOZ

Los compañeros de equipo tuvieron un cruce en una de las curvas del circuito

 

Los españoles Marc Márquez y Jorge Lorenzo tuvieron un encontronazo en el último día de entrenamientos del Gran Premio de Cataluña. Los compañeros del equipo Repsol Honda se cruzaron el la curva 3 del circuito, sitio en el que Márquez le recriminó a Lorenzo que no lo mirara y que, con una maniobra, le perjudicara cuando intentaba una última vuelta rápida que mejorara su registro.

El actual campeón mundial mostró su descontento y le realizó gestos al mallorquín, quien se disculpó al finalizar la vuelta, cuando ambos pilotos se alinearon para ensayar la salida.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Márquez sonríe en Barcelona tras salvarse de la «escabechina» de Lorenzo