José Ángel Antelo: «Lo dejo porque no puedo más»

Tuvo una infección y le «salían hilos de titanio del tendón de Aquiles como si fuesen de un jersey», recordó el jugador, que debutó a los 16 con el Madrid


José Ángel Antelo (Noia, 1987) deja el baloncesto. Casi con lágrimas en los ojos, muy emocionado, se despidió de la afición murcianista. Era un niño prodigio. De él se esperaban grandes cosas, por sus maneras y por su talento. Iba para figura y llegó a debutar con 16 años con el Madrid. Era la joya de la corona de la cantera madridista.

El jugador gallego del Murcia fue intervenido dos veces de una rotura en el tendón de Aquiles. Pasó un calvario. «Dejo el club de mi vida porque no puedo más», explicó ayer en su última rueda de prensa. Comenzó su carrera deportiva en las categorías inferiores del Noia y en edad cadete se fue al Real Madrid.

Debutó en la ACB con la camiseta blanca, en el curso 2003-2004. Disputó dos partidos. El primero de ellos fue ante el Unicaja (perdió el Real Madrid por 73-76). Con el dorsal 33, casi cuatro minutos. Esa misma temporada repitió en Valladolid (100-88), encuentro en el que anotó su primera canasta en la máxima categoría después de cuatro minutos y medio sobre la pista.

Posteriormente jugó en el Cáceres y en Zaragoza en la Liga Leb, para firmar con el Bilbao Basket en la ACB (2006-2007). Sus siguientes pasos fueron en el Hospitalet de Leb y en el Tenerife de Leb Oro, regresando a la ACB de la mano del Fuenlabrada. Pasó por León (Leb Oro) y de nuevo por Cáceres (Leb Oro), para instalarse ya definitivamente en la Liga Endesa con el Murcia (desde el 2012), en donde estaba cumpliendo su séptima campaña.

Su última lesión precipita su retirada como profesional, a los 31 años, después de disputar 189 partidos (94 en el quinteto titular) en la máxima competición española: 5 con el Real Madrid, 25 con el Bilbao Basket, 14 con el Fuenlabrada y 145 con el Murcia. Pone fin a su carrera con 1.481 puntos, 764 rebotes y 93 asistencias en la liga de las estrellas.

Tras el partido de semifinales de la final four de la Champions League ante el AEK tuvo que volver a operarse porque se había roto otra vez. El tendón de Aquiles estaba mal y a los quince días empezó a notar mucho dolor y a tener fiebre. «Las pruebas mostraron que tenía una infección», recordó Antelo, que estuvo como cuatro meses con este problema, casi sin poder moverse. Cuatro meses sin poder salir de casa.

El ala pívot gallego, en una despedida con muchas emociones, cerró su etapa como profesional: «Lo intenté, pero no puedo más. Es una lesión grave y con la infección se complicó todo mucho. Es la cara b del deporte. Me salían hilos de titanio del tendón de Aquiles, como si fuesen de un jersey. Ahí sabía que era inviable».

Una de las preguntas que le formularon en la rueda de prensa a Antelo fue sobre los rumores que apuntan a la posibilidad de ir en las listas de Vox. El jugador no quiso hacer muchos comentarios al respecto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

José Ángel Antelo: «Lo dejo porque no puedo más»