Santi Mina y un amigo declararon como investigados en un proceso todavía abierto

La Voz VALENCIA, VIGO / E. PRESS, LA VOZ

DEPORTES

JOSE JORDAN | Afp

El jugador gallego del Valencia pasó la noche en el calabozo tras una denuncia por agresión sexual

19 jun 2017 . Actualizado a las 09:45 h.

El delantero gallego Santi Mina y un amigo suyo declararon el sábado en calidad de investigados ante un juzgado de Vera (Almería), después de que el futbolista fuese detenido en la madrugada del viernes por presuntos abusos sexuales a una mujer, en un procedimiento que sigue en fase de instrucción.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado este domingo de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Vera tomó declaración a Mina, tras su detención sobre las cuatro de la madrugada del viernes en la localidad costera almeriense de Mojácar, tras lo que el jugador quedó en libertad sin fianza y sin que se adoptase sobre él ninguna medida cautelar.

Asimismo, las fuentes han precisado que un amigo de Santi Mina también prestó declaración en sede judicial e igualmente en calidad de investigado (antes imputado), aunque aún no se ha determinado si como presunto colaborador del delito que se le imputa al delantero o por un delito de omisión del deber del socorro. También testificaron ante el juez la joven denunciante y una amiga de ésta, quedando pendiente la práctica de pruebas de ADN, entre otras.