Una explosion de júbilo


No estaba el horno para bollos. El mvp de la Liga regular, Stephen Curry, digamos que tenía algo desafinado su punto de mira. Seamos honestos. Pensábamos que la final le estaba pudiendo. La llamada presión. Sus cuatro primeros partidos plagados de errores. Pero aquí llegó el quinto. Y Curry se rehizo.

Sobre todo en el momento caliente. En el último período. Justo cuando LeBron James saltaba al rescate de Cleveland para poner el partido a tiro. 17 puntos en esos doce minutos finales. Con tiros en diferentes situaciones. Tras bloqueo, tras bote o en carrera. Curry deleitó a los suyos. E hizo feliz a todos aquellos que pensamos que el básket es mucho más allá que un físico privilegiado o extraordinario.

Por primera vez en las series, el tirador de Golden State Warriors notó esas sensaciones que siempre encuentran los tiradores. Ese halo infalible de tener la mano caliente. Un fade away con el australiano Dellavedova al lado demostró que Curry estaba de vuelta. Y la verdad es que hacía falta para que su equipo tenga opciones reales del anillo.

David Blatt supo manejar bien la defensa a ese arsenal ofensivo que es Stephen Curry. Y Dellavedova estaba haciendo el resto. Una defensa tenaz, un cuerpo a cuerpo en el campo de batalla. El tirador de Akron parecía haber perdido el olfato ante el aro rival. Hasta ayer. «Fue un momento divertido», indicó Curry al terminar el partido. Se llama clutch player. Esos de los tiros con la patata caliente y que ves como a otros el balón les arde en la mano.

Supongo que la ausencia de un anillo en sus manos, y que LeBron James tiene algunos ya en el cuerpo, inclinan mis simpatías hacia el chico endeble, de apariencia frágil, que tiene en su muñeca una puntería extrema. Reconozco estar del lado del débil. Sencillamente en mi balanza pesan esos miles de lanzamientos en solitario para alcanzar esa precisión. Una técnica depurada, llevada al límite y que tiene en su tiro ultrasónico un arma de un potencial casi indestructible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una explosion de júbilo