El belga Rochus vuelve a insinuar que Nadal se dopa

El extenista dijo durante la retransmisión de la final de Australia que el balear fue al vestuario «a darse una inyección»

Nadal, tras perder en Australia
Nadal, tras perder en Australia

El belga Christopher Rochus vuelve a acusar de manera velada a Rafa Nadal. El extenista, que el mes de enero del año pasado puso en duda la limpieza del balear, deslizó un comentario durante la retransmisión de la final del Open de Australia. Rochus dijo que el balear «se fue a dar una inyección» cuando se marchó al vestuario durante el duelo contra Wawrinka por sus molestias en la espalda.

«Cuando regresó estaba cojeando. Después, de manera sorprendente, podía correr. Claramente dejó la pista para darse una inyección», dijo Rochus (que fue número 38 del mundo en el 2006) durante la transmisión belga de EuroSport. Sus palabras provocaron un regero de críticas en las redes sociale sy obligaron al propio Rochus a explicarse. «No quise sugerir nada sobre Nadal. Simplemente afirmé que no fue algo muy correcto de su parte. Estaba a punto de retirarse y después parecía que podía llegar a ganar», matizó el belga.

Sin embargo, el historial reciente de Rochus no ayuda a creerle. A mediados de enero del año pasado, acusó a Nadal de dopaje. «Los controles no son rigurosos. Sobre Rafa, son solo rumores, pero todo el mundo se plantea la pregunta: ¿cómo puede estar tan fuerte en Roland Garros y que sólo un mes después, presuntamente, no pueda jugar? Suena sospechoso, pero no tenemos ninguna prueba», dijo Rochus entonces. Sus palabras tuvieron una contundente respuesta de Toni Nadal, tío y entrenador de Rafa: «Aparte de ser un imbécil, es un maleducado. Si uno lo supiera, me parece muy bien que lo diga. Pero sabiendo, como creo que debería saber, que Rafael en su vida ha tomado nada ni seguro que lo va a tomar, me parece increíble que un tonto como éste diga lo que dijo».

Ajeno a esta nueva polémica, Rafa Nadal ha llegado a Barcelona tras perder la final de Melbourne y ha admitido que no está preocupado por el dolor en la espalda. «No hay ni que dramatizar ni pensar que se trata de una heroicidad -haber acabado la final-. Históricamente en Australia siempre he tenido problemas con cuestiones que se han ido acumulando. Pasé unas cuantas rondas complicadas, jugué muy bien las semifinales y después en la final Wawrinka jugó muy bien y yo no pude competir simplemente el partido», ha dicho.

Nadal anunció que se someterá a una revisión médica, aunque no a causa de ese problema puntual, sino para evitar que pueda volver a ocurrir en el futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El belga Rochus vuelve a insinuar que Nadal se dopa