Máximo respeto para el Estudiantes

El Obradoiro recibe en Sar a uno de sus rivales directos en la lucha por la permanencia


SANTIAGO / LA VOZ

Sar, una cancha con un ambiente infernal, que temen los colegiales del Estudiantes, será testigo hoy (20.00 horas) del primer enfrentamiento del nuevo año para el Obradoiro. El colectivo santiagués medirá sus fuerzas ante un rival directo, que vive instalado en una permanente crisis de juego y de resultados. El conjunto que prepara Vidorreta arribará a la capital gallega con la soga al cuelo, con muchas urgencias, con la moral por los suelos y hundido en la tabla clasificatoria de la Liga Endesa.

El Estudiantes solo ganó dos de los trece encuentros que disputó. Su delicada situación le obliga a ganar cuanto antes para intentar curar parte de sus heridas antes de concluir la primera fase del campeonato. Los madrileños saben que una derrota en Sar les alejaría demasiado de uno de sus adversarios más próximos en objetivos. Los de Vidorreta solo pudieron superar al colista Valladolid (lleva dos triunfos también) y al Manresa, ante el que necesitaron una prórroga en Madrid. En cancha ajena el cinco colegial todavía no se estrenó.

A pesar del estado crítico del Estudiantes, Moncho Fernández no se fía. Exige máxima intensidad y mucha inteligencia para frenar a un adversario de calidad, aunque la tabla indique otra cosa bien diferente. El de Pontepedriña no quiere que los suyos se relajen, como ocurrió en la pista del Valladolid. Espera ver el mejor Obra, el que estuvo cerca de sorprender en Sar la pasada semana al Laboral Kutxa. «Tenemos que estar muy metidos en el partido desde el primer momento ante un rival que nos lo pondrá muy difícil», avisa el entrenador santiagués.

También recalca que no será un partido de tres puntos, pues todavía queda más de media liga para pensar en cuestiones de basketaverage. El técnico no cree en esas fechas en rojo de las que se habla muchas veces y prefiere vivir el día a día. Solo tiene en mente el choque de hoy y recuerda que el Estudiantes llegará con muchas necesidades y dispuesto a conseguir su primer flotador en Sar. «El Estudiantes tiene una forma de jugar que nos lo pondrá muy difícil», insiste.

Para este choque, Moncho Fernández solo tendrá la ausencia del base Iñaqui Sanz. Por contra, en el cuadro colegial Vidorreta deberá esperar hasta última hora para ver si puede contra con Colom y Miso.

Las dudas

Colom, que es el jugador más valorado de la temporada en el conjunto estudiantil y el único que fue titular en los trece partidos de liga, está aquejado de una gastroenteritis vírica que precisó hospitalización. No pudo ejercitarse el viernes.

Por su parte, Miso no entrenó en toda la semana porque el desgarro fibrilar sufrido contra Valencia no remitió. Pese a viajar a Santiago, el técnico reconoce que no sabe si podrá jugar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Máximo respeto para el Estudiantes