Jorge Mendes vuelve a hacer caja

Ha traspasado del Oporto al Mónaco a James Rodríguez y a Moutinho por 70 millones de euros


redacción / la voz

Llega el momento de Jorge Mendes. En realidad, cualquier momento es bueno para este representante de futbolistas portugués nacido en Lisboa en 1965. El poder de su empresa de representación, Gestifute, es tal que el fútbol actual se mueve al ritmo que marca Mendes. Casi cien futbolistas valorados en unos 550 millones de euros son los argumentos que esgrime el intermediario. Los motivos por los que los clubes eligen en la mayoría de los casos los servicios el mismo agente todavía no han trascendido.

Lo que sí llama la atención es la capacidad de Jorge Mendes de hacer caja tanto con clubes históricos como el Oporto como con nuevos ricos como el Mónaco. Precisamente, estas dos últimas entidades acaban de firmar, con el visto bueno de Mendes, el traspaso del atacante colombiano de 22 años James Rodríguez y del centrocampista portugués de 27 Joao Moutinho. Una operación de setenta millones de euros. El Oporto igualó la venta más cara de su historia con Rodríguez. Empata con el pase de Falcao al Atlético, otros 45 millones de euros. También intermediada por Jorge Mendes.

A pesar de lo mareante de las cifras, no se trata de la operación más importante del agente luso ni con el Oporto (con el que ha hecho negocios en los últimos años por más de 260 millones de euros) ni con un solo futbolista. De momento, quedan lejos los 96 millones de euros que el Real Madrid pagó por la joya de la corona de Gestifute, Cristiano Ronaldo.

Vestuarios monopolizados

La verdad es que las probabilidades de que un equipo como el monegasco que pretende crecer al abrigo del ruso Dimitry Rybolovlev uno de los ultramillonarios que se encaprichan en el fútbol europeo eran muy altas.

Sobre todo, cuando un solo representante reúne a la mayoría de los jugadores de un equipo (Oporto, Real Madrid, Atlético de Madrid, Chelsea, PSG, Manchester City, e incluso del Deportivo, donde ocho componentes de la plantilla son defendidos por Gestifute) o de una selección nacional (17 de 23 en Portugal, en la última Eurocopa disputada), la normal evolución de los acontecimientos en el fútbol se reduce a mera anécdota.

A lo largo de esta temporada que ahora termina, el nombre de Jorge Mendes ha salido a la palestra en circunstancias de todo tipo. Desde momentos agónicos en los que algún club solicitaba su ayuda para elaborar una plantilla hasta los instantes de crisis en los que se llegó a achacar al agente de controlar los desórdenes de vestuario mediante el grupo de futbolistas a los que representaba. De Mendes se llegó a decir públicamente que podría decidir el futuro de un entrenador por obra del rendimiento de los jugadores de un equipo que pertenecían a la firma Gestifute.

Apenas queda un mes para que el mercado de fichajes comience a hervir, con un Real Madrid en descomposición, un Barcelona en transición y los nuevos ricos ingleses y franceses con ganas de carnaza. Pero Jorge Mendes ya se ha puesto manos a la obra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Jorge Mendes vuelve a hacer caja